CIUDAD RODRIGO. Mangas reclama “transparencia” a Cordero sobre la Casa de la Mujer

Denuncia. El silencio del concejal de Obras, dice el PSOE, “impide a los ciudadanos” conocer la situación de este proyecto social.
Ángel Sánchez Peinado

El portavoz municipal socialista, José Manuel Mangas, reclama “más información y transparencia” sobre la Casa de la Mujer y exige que cuanto antes empiece a funcionar. El socialista afirma que su grupo se ha preocupado para que se cumplieran los plazos para la puesta en servicio de una “idea de la que se ha apropiado el Equipo de Gobierno” y sobre la que ahora reina la “opacidad”. A pesar de la “escasa información facilitada por el PP”, en varios plenos comisiones informativas, según Mangas, “el PSOE se ha preocupado tanto del continente como del contenido”.

Todo el mundo, apunta, “ha observado el enorme cartel anunciador de la Casa de la Mujer de la calle San Fernando, en las casas de los maestro, y todo el mundo puede decir ahora que se han incumplido los plazos, como ya avanzó el PSOE en el debate de presupuestos en el pleno de febrero de 2009; el teniente de alcalde anunció su funcionamiento para principios del 2010, sin embargo, la apertura está muy verde”.

Oferta de colaboración
A los socialistas, según declaraciones de Mangas, lo que le interesa es que la Casa de la Mujer “entre en funcionamiento cuanto antes”. En cuanto al contenido y funciones, este grupo político considera la Casa de la Mujer un proyecto “muy importante” para Ciudad Rodrigo y comarca para el cual han venido ofreciendo su colaboración al Equipo de Gobierno del Ayuntamiento. La Casa de la Mujer debe de ser un “instrumento eficaz” para mejorar las condiciones de vida de las mujeres en esta comarca.

Para conseguirlo, a juicio del PSOE, es necesario que este proyecto tenga como principales objetivos fomentar la Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres, favorecer la participación de las mujeres en la vida social y política, proporcionar una atención integral a víctimas de violencia de género y facilitar el acceso de las mujeres al mundo laboral. “Obviamente para conseguir estos objetivos se ha de dotar de personal cualificado para que ofrezca servicios de calidad y soluciones para las diferentes problemáticas que se puedan plantear”. Según Manga, el proyecto socialista “dista mucho” de la propuesta del PP, que “quiere poner una cocina y olvidarse de las reivindicaciones que realmente demandan las mujeres”.