Cifuentes cree que Rajoy debe negociar con el presidente catalán tras el 25-N porque "es obligatorio llegar a acuerdos"

Cristina Cifuentes
La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este jueves que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe sentarse a negociar con el nuevo presidente catalán que salga de las elecciones regionales del 25-N porque "es obligatorio llegar a acuerdos".
MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este jueves que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe sentarse a negociar con el nuevo presidente catalán que salga de las elecciones regionales del 25-N porque "es obligatorio llegar a acuerdos".

"No podemos tener a una comunidad como Cataluña en un situación de enfrentamiento permanente con el resto de España. Es obligatorio llegar a acuerdos", ha indicado Cifuentes durante su participación en el programa 'Al Rojo Vivo' de La Sexta.

Sobre las declaraciones anoche del expresidente del Gobierno de la Nación, José María Aznar, sobre la independencia de Cataluña y el Estado autonómico, Cifuentes ha apostado por no recortar competencias, sino por "redistribuirlas para que no haya competencias duplicadas" porque "con la crisis tenemos que gastar mejor".

Por ello, ha señalado que comparte las opiniones sobre este asunto de la candidata del PP a la Generalitat catalana, Alicia Sánchez Camacho y cree que el hecho de que hay diferentes opiniones en el Partido Popular sobre este asunto "puede ser hasta positivo".

"Las palabras de Aznar ayudan porque los debates son buenos siempre. Las opiniones de Aznar, que ha sido presidente del Gobierno y es presidente de honor del PP, son muy enriquecedores y cualquier debate que se abra es enriquecedor. Hay españoles que piensan de una manera y otros de otra. Es positivo. Aznar dijo muchas cosas, que no se pueden sacar de contexto y muchas cosas interesantes", ha señalado.

En su análisis, la delegada del Gobierno en Madrid vio a Aznar "preocupado" puesto que la situación por la que está atravesando España "es grave y hay motivos para estar preocupados". Y entiende que la "discrepancia" se debe a que Rajoy y Sánchez Camacho "están apostando por el modelo autonómico actual pidiendo razonalización".

Cifuentes ha defendido a la líder del PP catalán como una figura "moderada, de consenso, razonable y a la que le gusta llegar a acuerdos". "Esto es importante en la situación actual y no es incompatible con la defensa de la Ley, de la Constitución y el ir contra actitudes contra la del presidente Mas. Ella es moderada, pero firme en la defensa de la Ley", ha agregado.

Cifuentes ha comentado que a Rajoy y Aznar tienen caracteres "muy diferentes" y ha apuntado que los españoles "saben lo que piensa Rajoy". "Él no está a favor del federalismo, pero sí de potenciar el Estado de la Autonomías. Dijo claramente después de hablar con Mas que no hay pacto fiscal ni referémdum de manera unilateral porque va en contra de la Constitución y de la legislación vigente", ha indicado.

Además, la delegada del Gobierno en Madrid ha aseverado que el problema de financiación no sólo lo tiene Cataluña, puesto que "Madrid aporta más pero recibe todavía menos". En este punto, ha dicho que cualquier sistema de financiación es revisable y éste espera que se mejore "para que sea más equilibrado".

"Vivimos en un Estado autonómico que se basa en una solidaridad interterritorial. Esto no es un hecho negativo, sino positivo, que nos convierte una Nación, que es lo que algunos no quieren entender", ha resumido.

SOBRE LA AUTODETERMINACIÓN

En esta misma línea, Cristina Cifuentes ha dudado de que después de esos comicios el presidente que salga de las urnas continúe pidiendo un referéndum de autodeterminación "porque en campaña se dicen unas cosas pero luego hay que actuar con pragmatismo".

A preguntas de los periodistas, ha aclarado que en los órganos del PP "no se ha planteado nunca aprobar" una consulta sobre la independencia de Cataluña "porque sería aceptar algo que está radicalmente en contra de la Constitución y de la legalidad".

No obstante, la delegada ha defendido, en general, que las leyes puedan modificarse para que se adapten a las demandas de la sociedad porque "no son principios inamovibles". "No creo que haya que rasgarse las vestiduras para reformar la Constitución, teniendo en cuenta que exige una mayoría cualificada para el consenso", ha añadido.

En otro orden de cosas, la delegada del Gobierno en Madrid ha señalado que en el PP regional manda Esperanza Aguirre porque sigue siendo la presidenta del mismo.