Chuchi Jorqués: "Lo primordial ahora es cambiar el chip a los chavales e intentar el miércoles ir como bestias"
Cyl dots mini

Chuchi Jorqués: "Lo primordial ahora es cambiar el chip a los chavales e intentar el miércoles ir como bestias"

Presentación de Chuchi Jorqués y Jesús Muñoz, en la imagen junto a Astu

Sobre la oportunidad. "Estoy aquí porque Astu ha querido y seguramente alguno piense que me dan la oportunidad sin experiencia. Espero cambiar esa idea".

Jesús 'Chuchi' Jorqués sentó cátedra en el Municipal de Guijuelo desde la medular de su terreno de juego, ahora con el paso de los años se convierte en el entrenador del equipo en un momento delicado pero del que todos piensan que pueden salir adelante. Así afronta esta nueva e ilusionante etapa en su carrera. 

 

CONTACTO Y ACUERDO: Ha sido todo muy rápido, el sábado habla conmigo Astu y hablamos de que podía haber esa posibilidad pero tiene que hablar con la directiva, hablamos el domingo por la mañana y ayer por la tarde llegué y no tardamos mucho en solucionar la situación. Es unir nuestros caminos y luchar por el objetivo que tenemos. Está la cosa complicada pero siempre me han gustado los retos difíciles y aquí estoy para aportar mi granito de arena. 

 

SENSACIONES EN LA VUELTA. De felicidad, espero tener solo la mitad de suerte como entrenador que tuve aquí como jugador con lo que he podido vivir. Nos hemos encontrado un grupo de chavales extraordinario, un grupo de trabajo de los que continúan extraordinario y cuando das ese paso de entrenar y ser en casa es más fácil. Conoces a la mayoría de la directiva, conoces a la gente del pueblo, a los jugadores, a Natalia, a Astu y es más fácil. Esa sensación de estar en casa viene bien.

 

EL RETO. No tenemos mucho margen para trabajar aspectos tácticos pero lo primordial ahora es cambiar el chip a los chavales. A veces los cambios funcionan, a veces no y a medida que vayan pasando los entrenos que nos vayan conociendo, que vayan viendo lo que queremos. De aquí al martes no vamos a poder cambiar mucho más que el chip e intentar ir el miércoles como bestias.

 

MENTALIDAD. Ahora necesitamos jugadores valientes, con personalidad, capaces de asumir el reto en el que por desgracia se ha metido el equipo. Ahora no sirve de nada de que se escondan los jugadores o nosotros. El objetivo es día a día, competir, y transmitir mi carácter, mi ilusión, la garra aparte de los aspectos tácticos que podamos mejorar. El equipo tiene que ir a competir del 1 al 93.

 

PUNTUAR. A mí me gusta mucho el fútbol combinativo pero tienes que adaptar al contexto del equipo. Ahora hay que estar seguros, que el rival no genere y a partir de ahí ir creciendo. Ahora es importante defender bien, tener claros esos cuatro conceptos y a partir de ahí crecer. Tenemos cuatro partidos importantes de mucho desgaste. 

 

JUGADORES CON LOS QUE HA COINCIDIDO. Para mí tienen que ser una pieza importante. Nos tienen que ayudar, ser el filtro de la plantilla porque ha sido compañeros míos, que les digan como soy, como me gusta hacer las cosas. Ellos tienen que transmitirles que ahora podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío, y tenemos que ser positivos. 

 

LO QUE VIENE. No está mal, prefiero ir a escenario bonitos, tenemos una responsabilidad grande pero no concibo salir a un partido y no ir a por los tres puntos. Quiero el gen competitivo que yo he tenido y transmitirlo. 

 

DE JUGADOR A ENTRENADOR. Es una responsabilidad pero una cosa que me llama la atención y me agrada. Estos días ha sido de nerviosismo, anoche piensas cómo quieres entrar al vestuario, qué decir. Como jugador eres uno más, ahora soy el responsable y hacerles creer en cuerpo técnico, en el proyecto... se está más cómodo de jugador que de entrenador. 

 

REENCUENTRO CON ASTU. Seguro que nos vamos a llevar mejor como entrenador y director deportivo que como entrenador y jugador. Él como entrenador tiene mucho carácter, yo era también un poco vinagre como jugador y chocábamos. Ahora el proyecto es común y tenemos que luchar codo con codo y vamos a tener 'feeling'. Estoy aquí porque él ha querido, puso mi nombre mi nombre ahí y sino no habría venido con la de miles de entrenadores que hay. Seguramente haya quien piense que a ese le han dado la oportunidad y no está preparado y yo voy a tratar de que en quince días eso cambie.