Chuchi Jorqués: "La confianza de la familia que hay en el vestuario nos ha llevado al ascenso"

Ver album

El futbolista palentino de Unionistas CF ha asegurado tras el partido que "me acuerdo de mi mujer y mis hijos; seguro que mi madre, desde ahí arriba, está feliz".

Ver llorar a alguien que ha dominado el fútbol de Segunda B durante casi dos décadas por lograr un ascenso a esta categoría llama, y mucho, la atención y señala a la perfección la persona que hay detrás del jugador. Y hacerlo a los 39 años, sacando a relucir su fondo físico y su calidad. Chuchi Jorqués fue uno de los fichajes estrella de Unionistas CF para lograr el ascenso. Ahí lo tienen... éstas fueron sus impresiones tras el partido.

 

TEMPORADA: "Me quiero acordar de todos los momentos malos y difíciles, pese a que éste sea muy bonito. Hemos pasado momentos muy duros y yo, personalmente, también. Vine un 25 de julio físicamente mal porque no pude hacer todo lo que me hubiera gustado antes de empezar por sacarme el nacional de entrenador y sé que generé dudas, pero a base de trabajo, de ilusión y de confianza de esta familia que hay en el vestuario, hemos logrado el objetivo".

 

RECUERDO: "Tengo que reconocer que quizá en otros partidos no existe tanta motivación como en éste, está claro. El míster ha confiado en mí en el play off en otro puesto al que yo juego siempre, y me he adaptado por el equipo porque tiene que ser así, hay que sumar. Hoy he jugado en mi posición, he ayudado al equipo y me acuerdo de la gente que ha confiado en mí y de la que no, porque me han hecho mejor. Y, también de mi mujer y de mis hijos, que han aguantado todo el año fuera y seguro que mi madre ahí arriba está feliz".

 

EL PENALTI: "Antes de tirar el penalti te abstraes de lo que hay fuera y lo importante era ayudar al equipo y la metí. Me he sentido muy bien y cómodo. Nos hemos visto recompensados. Al final, Unionistas es un poco como el Atlético de Madrid, sufridor. Lo hemos logrado y hay que disfrutarlo porque es una categoría muy bonita".

Noticias relacionadas