Chema Aragón agota su crédito en el CD Guijuelo

Chema Aragón, en El Municipal (Chema Díez)

El director deportivo del CD Guijuelo, Chema Aragón, que sigue sin dar la cara ante la delicada situación del equipo, ha agotado el escaso crédito que le quedaba. Su proyecto deportivo, que va camino de los dos años, ha demostrado ser un fracaso porque en el primero el equipo no logró clasificarse para el play off (tenía plantilla para ello) y en este segundo, poco hay que decir ante la crítica situación que vive el club, con fichajes que han rendido muy por debajo del nivel esperado y que llegaron de la mano de Aragón. Ni el éxito de la Copa del Rey tapa las carencias de un dirigente que ha quedado en evidencia.

 

Hay dos facetas importantes que analizar en el fracaso del proyecto de Chema Aragón, en el que el presidente Jorge Hernández depositó su confianza y que no ha cumplido las expectativas. De hecho, sigue sin ayudar a una plantilla que se ha quedado sola en la 'guerra' de intentar salvar la categoría, y que aún tiene muchas opciones de conseguirlo.

 

El primero de los apartados es el deportivo. Hay muchos fichajes que no están rindiendo al nivel que se esperaba de ellos y, ahora, que las cosas se han puesto 'feas', salen a la luz unas carencias que antes podían llegar a taparse. Uno de los casos más sonados fue el de Maiki, que vino de la mano de Chema Aragón, y que apenas contó ni para Mateo García ni para Jordi Fabregat, por lo que salió en el mercado de invierno. En este caso, su actividad extradeportiva era mucho más activa que la deportiva, pero en el club dejaron pasar el tiempo y taparon la realidad existente. No es el único caso, ya que hay más, con jugadores e historias que es mejor no recordar...

 

Mientras, el club ha tapado este tipo de situaciones de "inmadurez" (algo dejó caer Jordi Fabregat en una rueda de prensa) sin ningún tipo de autoridad y que en este crítico momento que vive el club no caen nada bien en un vestuario que debe estar más unido que nunca para salvar la categoría, ya que tiene opciones y mimbres para poder hacerlo.

 

También queda claro que el club se ha equivocado en la elección de su entrenador a principio de temporada, con un Mateo García que solo pudo lograr 14 puntos en 14 jornadas, dejando al equipo en el puesto 15º del Grupo I, además de todo lo que ha venido detrás de su destitución. Ahora, habrá que esperar para ver si Jordi Fabregat puede salvar al CD Guijuelo del descenso para valorar si su elección fue o no acertada para una reacción del equipo que aún no ha llegado.

 

El segundo apartado es el extradeportivo y su 'no trato' con algunos jugadores de la plantilla, que parecen no ser del agrado del director deportivo del equipo por varios motivos. Este hecho, lejos de unir a todos los estamentos del club, crea una clara división entre la directiva y una parte del vestuario, con la permisividad absoluta de Jorge Hernández, quien ha depositado su total confianza en Chema Aragón desde hace dos años, en una apuesta que le ha salida nula.

 

Así las cosas, la actitud de Chema Aragón en el vestuario no ayuda, en absoluto, a un CD Guijuelo que debe abstraerse de todos los problemas y centrarse únicamente en el deportivo para poder salvar la categoría, aunque desde otros estamentos solo se pongan piedras en el camino. Ahora, si cabe, los Kike Royo, Jonathan Martín, Ángel Sánchez, Carles Marc, Raúl Ruiz, Piojo o Pino son los que deben tirar de un carro que aún puede enderezar el rumbo.

 

Mientras unos intentan salvar la categoría, otros parecen preocuparse de los horarios de los partidos del Real Madrid o del FC Barcelona...