Charo López sube su Celestina a las tablas del Teatro Liceo los días 13 y 14 de noviembre

Obra reescribe el pasado y el futuro de un mito inmortal, La Celestina, un papel que será interpretado por la actriz salmantina 

La actriz salmantina Charo López regresa al Teatro Liceo de Salamanca con la obra “Ojos de Agua”, un monólogo basado en La Celestina de Fernando de Rojas, uno de los más contradictorios, frescos, hondos y vitales personajes de la literatura universal. La Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes ha programado una doble función de esta obra, dirigida por Yayo Cáceres, los días 13 y 14 de noviembre.

 

“Ojos de agua” reúne los más inolvidables pasajes de la obra inmortal de Fernando de Rojas. Un monólogo sobre el tiempo gozado y perdido, el sexo como placer y arma, la belleza como regalo y condena, la alegría de vivir a pesar de todo. Celestina lleva en sus ojos el precio de la belleza perdida, la independencia a dentelladas, la inteligencia oculta. Celestina es el poder femenino en la sombra, y también la víctima de su propia astucia.

 

Celestina nos hace reír, llorar, pensar, soñar... y nos lleva en la corriente de sus ojos de agua. Celestina es clásica, es actual, es eterna. La bruja que cuestiona nuestras convenciones, la vieja que nos rejuvenece, la maestra que aprende de nuestros errores.

 

Las entradas para esta obra tienen un precio de 12, 16 y 20 euros y están a la venta en la taquilla del Liceo, en la web www.entradas.com o en el teléfono 902 488 488.

 

Sinopsis de la obra

 

Escondida en un monasterio tras los acontecimientos relatados por Fernando de Rojas en su obra inmortal, Celestina, mítica hechicera, alcahueta, tejedora de burlas y engaños, rompe su voto de silencio ante las monjas de clausura para recordar los amores de Calisto y Melibea, los tejemanejes de los criados Sempronio y Pármeno, el deseo y la rebeldía de Elicia y Areúsa, el llanto de Pleberio... y, sobre todo, su propia libertad ganada a pulso.

 

A lo largo de un día repartido en tres estancias –en el huerto, la cocina y el telar de ese espacio metafórico-, Celestina va hilvanando todo el humor, la alegría, el deseo, la muerte y la humanidad que respira el clásico original.

 

Carcajadas, complicidad, poesía, y el testimonio divertido, crudo y caliente de una vida que se hace a sí misma a pesar de las convenciones sociales, prejuicios masculinos, censuras morales y religiosas... Una vida del lado de las brujas.

 

Creada a partir de diversos fragmentos de La Celestina, Ojos de agua desarrolla los grandes temas de la obra original que enlazan directamente con nuestro tiempo, y explora a un personaje tan fascinante como contradictorio, en busca de sus secretos más profundos.