CGT alza la voz en contra del cierre de la línea de ferrocarril Salamanca-Ávila

Ubaldo Hernández Campo y José Fermín Rozas

La Plataforma Salmantina en Defensa del Ferrocarril lamenta el cierre de estaciones y servicios del tren convencional.

La Plataforma Salmantina en Defensa del Ferrocarril cree que se está realizando una política de transporte donde se descuida al ciudadano, al que hay que ofrecerle un servicio de calidad y asequible, y que margina a las pequeñas poblaciones rurales.

 

Ponen como ejemplo el cierre del servicio Salamanca-Ávila, que era un servicio básico para muchas poblaciones y con la cancelación, harán que queden más aisladas y en varias ocasiones sin alternativas de desplazamiento.

 

También. al suprimirse este servicio se perjudicará a los viajeros de dos trenes del servicio Salamanca-Madrid, pues al aumentar la duración del viaje se harán cargo de las paradas eliminadas.

 

José Fermín Rozas de CGT comentó que ya venían alertando desde hace mucho tiempo que es falso que la alta velocidad sea rentable, también se tiene que subvencionar y a unos costes muy elevados.

 

Ubaldo Hernández Campo afirmó que “La única política que está funcionando es la de la destrucción del ferrocarril”. La intención del Gobierno es cerrar y reducir la oferta de líneas de tren convencional continuando la política de transporte iniciada hace dos décadas de abandonar el ferrocarril convencional por las líneas de alta velocidad.

 

Denuncian que desde el Gobierno únicamente se plantean planes de recorte, pero no cambios y campañas para captar viajeros y aumentar la productividad, la oferta, la demanda y generar empleo.

 

“Lo que hacen es ir haciendo poco a poco pequeños cambios  de líneas y horarios para después decir que no monta nadie y poder cerrar la líneas”, señaló Hernández Campo.