Cesáreas y lactancia materna, ¿es posible?

Lactancia (Foto: E. P.)

Desde la Academia Americana de Pediatría subrayan que si la cesárea se practica sin una planicación previa es posible que la madre haya pasado por un parto largo y difícil.

Uno de los mayores temores que tienen muchas madres que saben que se van a someter a una cesárea, o que inesperadamente se han visto obligadas a ello por la situación, es si podrá darle el pecho a su bebé. Realmente existe mucho desconocimiento al respecto porque es perfectamente compatible, pese a la creencia popular.

 

De hecho, desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) destacan que "no existen diferencias" en lo que respecta a la subida de la leche en las cesáreas respecto a los partos vaginales, fundamental para iniciarse la lactancia materna. "Más bien, son las diferentes actitudes que se llevan a cabo en las distintas maternidades las que pueden dicultar o ayudar al establecimiento de la lactancia materna", advierte la sociedad cientíca.

 

Desde la Academia Americana de Pediatría subrayan que si la cesárea se practica sin una planicación previa es posible que la madre haya pasado por un parto largo y difícil. "Si ese es el caso, su médico estará más preocupado con respecto a su descanso y recuperación, y es menos probable que la anime a que amamante a su bebé justo después del parto", lamenta la institución.

 

También ve posible que la mujer se sienta frustrada por este cambio inesperado de planes, lo cual puede inhibir que le baje y uya la leche materna. Por otro lado, señala que las mujeres que han planeado las operaciones de cesárea a menudo saben qué esperar, y están "totalmente preparadas" para amamantar a su bebé recién nacido.

 

"Las buenas noticias son que el método de parto tiene poco efecto en su capacidad para amamantar a su bebé. Su leche materna llegará tan pronto esté disponible, al igual que si hubiera tenido un parto vaginal. Es especialmente importante comenzar a amamantar tan pronto como se pueda, y continuar amamantando a su bebé de forma frecuente para garantizar un buen abastecimiento de leche. Incluso si necesita algunas horas para recuperarse de su cirugía, usted podrá amamantar a su bebé tan pronto se sienta lista", subraya la Academia Americana de Pediatría.

 

INICIAR LA LACTANCIA MATERNA

Para ello, la AEP recomienda que, si fuera posible, la futura madre realice el contacto piel con piel con el recién nacido lo más rápido posible (si es posible en el propio quirófano), e inicie el enganche también de forma precoz. Asimismo, recuerda que es conveniente que se hagan las tomas a demanda y frecuentes para favorecer la producción láctea.

 

Por otro lado, desde la Academia Americana de Pediatría recuerdan que no todos los fármacos son compatibles con la lactancia materna, si bien asegura que la mayoría que se administran a las madres que dan a luz por medio de un parto por cesárea no afectan gravemente al bebé.

 

Con respecto a la alimentación de tu bebé en los primeros días, la Asociación Española de Pediatría indica que los recién nacidos reciben lo que se denomina 'calostro' que, en las primeras tomas es lo más adecuado para su alimentación, no siendo preciso en la mayoría de los casos iniciar alimentación con lactancia articial", subraya la AEP.

 

Además, en una entrevista con Infosalus, la doctora en Psicología y directora del curso 'on line' sobre lactancia materna de la UNED, Ana Lisbona, celebra que "todas las consecuencias negativas que pueda conllevar una cesárea siempre se paliarán y aliviarán con la lactancia materna".

 

En la misma línea que la AEP, Lisbona aconseja realizar el piel con piel lo antes posible, si es en el mismo momento de quirófano, mejor. "Que se produzca leche es un proceso natural que se inicia en el embarazo. El parto desencadena una serie de mecanismos que hacen que los procesos vayan aún más rápido pero el responsable es el bebé, que es quien debe estimular el pezón. Será el recién nacido el que conseguirá que esa producción se inicie. En casos en los que el bebé tenga que estar ingresado, y no se pueda realizar el piel con piel, lo recomendable es la extracción de leche. Es más difícil, es una pequeña barrera pero al nal éstas se superan", concluye la especialista en lactancia.