Cerro de San Vicente: el huerto que hunde sus raíces en la historia de Salamanca

El proyecto de recuperación de la ladera del cerro de San Vicente incluye la plantación de árboles frutales para recuperar lo que fue un histórico huerto.

El Cerro de San Vicente de Salamanca alberga los restos del que fue el primer asentamiento en la ciudad y, hasta no hace muchas décadas, las laderas de este mismo enclave también contaron con una zona de huertos que sobrevivió a generaciones. Con el paso de los años, las bancadas con árboles y otros productos de la tierra se perdieron pero ahora, con la rehabilitación de la zona, volverán a formar parte de la estampa de este céntrico y espectacular lugar.

 

El cerro ya se habilitó hace unos años, con un centro de interpretación para conocer los vestigios de la ciudad, y ahora el Ayuntamiento ha iniciado unas nuevas obras para reacondicionar las laderas con senderos, miradores y una plaza en la parte baja, intervenciones que servirán para revitalizar este espacio. Así pasará de ser una zona sin uso alguno y en malas condiciones a convertirse en un parque que, como ha anunciado recientemente el alcalde, Carlos García Carbayo, recuperará su "espítitu" de huerto.

 

Con este fin, dentro de un proyecto de 1,5 millones de euros de inversión y con doce meses por delante para su ejecución, el Ayuntamiento colocará árboles frutales, lo que permitirá recoger el testigo de cuando los religiosos, y luego algunos vecinos, utilizaban las bancadas para producir alimentos. Sobre las obras en su conjunto, las laderas del Cerro de San Vicente pasarán de estar sin uso a ser una nueva zona verde con senderos peatonales y miradores con vistas al río Tormes o al casco histórico de la ciudad.

 

Las labores sobre el solar municipal se van a centrar en la creación de una pequeña plaza en la base del cerro, desde la que se accederá hasta lo alto a través de unos senderos en rampa que se construirán sobre los bancales de la ladera, con áreas estanciales para disfrutar de las vistas y del descanso a lo largo del itinerario que comunicará con la plataforma superior.

 

Asimismo, además de los senderos y los árboles frutales en su recorrido, está prevista la señalización de la zona con los hitos más significativos del entorno, la iluminación del paisaje y la integración de los restos arqueológicos existentes.

 

Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de Salamanca llevará a cabo la construcción de una nueva escalera de acceso al Cerro de San Vicente desde la Vaguada de la Palma, a través de la calle Puentecillo de la Alberca, que unirá las calles Empedrada y San Gerardo, un proyecto que cuenta con un presupuesto de casi 180.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses. La parcela sobre la que se acometerán los trabajos, de unos 164 metros cuadrados, ha permanecido desde el año 2000 como un corredor entre las viviendas construidas entonces y un muro que delimita el Cerro de San Vicente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: