Cerrada al tráfico la plaza de Santa Eulalia para su peatonalización

Foto: Patricia Hernández

La plaza junto a las calles Deán Polo Benito y El Aire permanecerán cortadas al tráfico dos meses y medio en la primera fase de las obras. El acceso al párking, desde Pozo Amarillo.

El lunes día 23 han comenzado las obras de acondicionamiento de la Plaza de Santa Eulalia y Pozo Amarillo que darán paso a la peatonalización de la zona atendiendo a una petición de los comerciantes.

 

Esta peatonalización, que está recogida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, permitirá ganar más espacios para el peatón y mejorar la accesibilidad de toda esta zona respetando la entrada a los residentes, a los hoteles, a la carga y descarga, a los negocios y al aparcamiento subterráneo.

 

El comienzo de las obras conllevará una reorganización del tráfico en la zona que afectará a la Plaza Santa Eulalia y las calles Deán Polo Benito y El Aire. Con el objeto de minimizar los efectos de las mismas en el tráfico rodado se han iniciado las mejoras en la zona de la Plaza de Santa Eulalia una vez concluido el curso escolar.  

 

obras santa eulalia parking pozo amarillo

El acceso al parking, por Pozo Amarillo (Foto: Patricia Hernández)

 

Desde el lunes 23, la plaza de Santa Eulalia y las calles Deán Polo Benito y El Aire permanecerán cortadas al tráfico, en una primera fase de las obras que se prolongará por espacio de dos meses y medio, aproximadamente. 

 

El acceso al aparcamiento subterráneo de la plaza de Santa Eulalia se efectuará a través de las calles Correhuela y Pozo Amarillo, con inversión de tráfico y prohibición de estacionamiento en esta última (desde la calle Correhuela hasta la plaza de Santa Eulalia). La salida del aparcamiento subterráneo no tiene variación y seguirá efectuándose a través de la calle La Rosa, al igual que los garajes privados de la calle Bermejeros.

 

Además, las operaciones de carga y descarga y los garajes (tráfico local) de la calle Pozo Amarillo y de la plaza de Santa Eulalia tendrán acceso y salida a través de la calle Pozo Amarillo, cuya peatonalización se abordará en la segunda fase de las obras, a partir del mes de septiembre.

 

Como consecuencia añadida, se habilitará doble sentido de circulación con paso alternativo de vehículos y prohibición de los estacionamientos en la calle Padilleros, con la finalidad  de facilitar el acceso y salida de los vehículos de residentes y las operaciones de carga descarga de las calles Deán Polo Benito, Vázquez Coronado, Sol Oriente y Rector Tovar.

 

Por último, en la calle Bientocadas -con acceso para residentes y carga y descarga desde la plaza del Campillo y la calle José Jáuregui- se reforzará la prohibición existente con la ubicación de dos macetas en la intersección con la avenida de Mirat.