Cerca del 60% de los estudiantes Erasmus ha tenido que anular su programa de movilidad por el coronavirus

Estudiante Erasmus

La Comisión Europea asegura que la mayoría no han tenido problemas para volver a sus países de origen.

Casi el 60% de los estudiantes participantes del programa europeo de movilidad Erasmus+ se vio obligado a anular su intercambio, volviendo a casa por la emergencia surgida por el coronavirus, según los datos ofrecidos este lunes por la Comisión Europea.

 

En una intervención ante la comisión de Cultura del Parlamento Europeo, la comisaria del ramo, Mariya Gabriel, ha explicado que de los 165.000 participantes del programa Erasmus que se vieron afectados por la crisis del coronavirus, la mayoría, casi un 60%, han cancelado su programa de movilidad europeo.

 

Gabriel ha indicado que, según los datos que manejan las agencias nacionales, pocos estudiantes han tenido problemas para volver. Mientras, un 40% de los participantes en intercambios siguen con cursos a distancia.

 

Ha explicado que cada semana, su equipo mantiene una reunión de coordinación con las agencias nacionales para analizar la situación de los estudiantes y cómo funcionan los programas. "Voy a seguir velando para que las agencias puedan dar más información y ayudar a los estudiantes. En momentos de crisis somos comprensivos y vamos a apoyarlos", ha señalado.

 

La responsable de Cultura y Educación ha indicado que en la Comisión siguen trabajando para el plan de acción para educación digital, que se prevé para finales de junio o primeros de julio. Una estrategia que, según ha defendido, ante la crisis actual se está viendo hasta qué punto es necesaria.

 

Turismo cultural

 

Durante su intervención en la Eurocámara, la responsable de Cultura ha puesto de manifiesto la importancia de relacionar la cultura con el turismo con el objetivo de relanzar ambos sectores una vez se alivien las medidas de emergencia por el coronavirus. Según la comisaria búlgara, el 40% de los viajes obedecen a motivos culturales y tres de cada cuatro turistas deciden su destino en base a su oferta cultural.

 

Sobre las capitales europeas de la Cultura, que este año ostentan las ciudades de Galway y Rikeja, Mariya Gabriel ha señalado que realiza un seguimiento de la situación para flexibilizar las condiciones y que las ciudades tengan cobertura durante este tiempo de crisis. En este sentido, los europarlamentarios han sugerido que se extienda la capitalidad hasta el verano de 2021.

 

En la comparecencia conjunta con el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ambos dirigentes han defendido las medidas horizontales para el sector cultural, asumiendo que las distintas plataformas e iniciativas puestas en marcha tienen ante sí el reto de "popularizar" las ayudas para asegurar que llegan a los actores más golpeados por la crisis, como son las pequeñas empresas culturales y los trabajadores por cuenta propia.

 

De su lado, Breton ha apostado por dar más garantías al sector, apostando por que haya "intervenciones directas" de los Estados Miembros y que éstos usen las prerrogativas que tienen y la flexibilidad que permite Bruselas para lanzar iniciativas como cheques para mantener las rentas entre el colectivo cultural.

 

"Tendremos que tomar medidas inéditas. Yo me esforzaré para atender a los retos más importantes que hemos identificado, para compensar daños, y para que las ayudas sean proporcionales a la crisis que sufrimos. Estaremos en una situación trágica si no estamos a la altura", ha subrayado.

 

Desinformación

 

Con respecto al fenómeno de la diseminación de información falsa a raíz del coronavirus, Breton ha defendido su determinación de involucrar a las plataformas digitales en este asunto y a instarles a responsabilizarse de estos contenidos. Así ha asegurando que para finales de año tendrá listas las líneas directrices que establecerán nuevas normas en este sector.

 

"He estado en contacto con las plataformas digitales esta misma semana. Hemos visto un recrudecimiento inquietante de las noticias falsas, quiero hacer un llamamiento a las redes sociales y plataformas para que actúen con la supresión de contenidos falsos que circulan en las mismas. Destacamos sus esfuerzos y esperemos que sigan, tienen que redoblarse", ha señalado, recalcando que las grandes plataformas deben responsabilizarse de la posición que ocupan en el panorama digital.

 

Ante las preguntas de algunos eurodiputados a este respecto, Mariya Gabriel ha insistido en que, en todo caso, el acceso a la información y la libertad de información es "una línea roja" en la actuación de la Comisión. Pero ha subrayado la importancia del "alfabetismo digital" para que la sociedad conozca la incidencia de las noticias falsas y tenga en su mano elementos que permitan tomar decisiones sobre información.

 

"No decidimos los contenidos, tenemos una guía de buenas prácticas y trabajamos para que los ciudadanos tengan información fiable", ha respondido, a su vez, el comisario de Mercado Interior en su intervención.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: