CD Guijuelo: "Somos un 90% nosotros y un 10% el rival"

Rubén de la Barrera modifica los aspectos del Guijuelo y motiva a sus jugadores durante cada minuto del entrenamiento (Foto: Chema Díez)

Intensidad, concentración y autoexigencia son solo algunas de las características de los entrenamientos del equipo salmantino, que refleja acciones de los partidos en cada una de las sesiones preparatorias.

Un equipo juega como entrena y entrena como juega. Ésa es, a priori, la clave más importante para el crecimiento de un equipo de fútbol, además de la intensidad y la generosidad en el esfuerzo en cada una de las sesiones. Sin duda, este ejemplo es aplicable a un CD Guijuelo que aprovecha cada minuto de las sesiones de entrenamiento para mejorar y alcanzar así el objetivo del éxito.

 

"Intentamos reflejar los partidos en los entrenamientos y viceversa; recreamos situaciones del juego que nos llevan a contar con la misma intensidad que si estuviésemos compitiendo y por eso el equipo tiene tanta intensidad; simulamos todo tipo de acciones que pueden tener lugar en cada encuentro".

 

Rubén de la Barrera, junto a su cuerpo técnico, ha encontrado la llave que le está abriendo la puerta de un éxito que no llega por casualidad; "éste se busca y se encuentra por mediación del trabajo diario", añade, al tiempo que basta con ver una sesión para darse cuenta de su exigencia al motivar y corregir a sus jugadores durante cada minuto de trabajo.

 

La implicación de Rubén de la Barrera y del cuerpo técnico en cada entrenamiento, una de las claves de este Guijuelo (Foto: Chema Díez)

 

Pero nada de esto sería posible sin algunas premisas básicas: "Es necesario contar con un alto grado de implicación del jugador, con intensidad en cada jugada y con la autoexigencia priopia de cada profesional. Por suerte, este equipo cumple todas estas funciones y eso hace el trabajo diario del cuerpo técnico más fácil; y nuestra labor también es intentar que no haya relajación".

 

ENTRENAMIENTOS ATRACTIVOS PARA EL JUGADOR

 

Toda esta serie de planteamientos de trabajo semanal deben ir acompañados, según De la Barrera, por unas sesiones que sean "atractivas y estimulantes para que el jugador venga con ganas cada día, que no se aburra y que se 'sorprenda' con cada ejercicio relacionado con el fútbol".

 

"SOMOS UN 90% NOSOTROS Y UN 10% EL RIVAL"

 

Un aspecto más de cada jornada de trabajo se mide por los planteamientos que se recreen en cada sesión. "Los aspectos físico y táctico van relacionados, de la mano, igual que los ejercicios específicos de acuerdo con cada rival y con nuestro estilo de juego. Pero sí tengo clara una cosa: nuestros entrenamientos van dirigidos a ser un 90% nosotros y un 10% condicionados por el rival", sentencia el técnico gallego del CD Guijuelo.

 

Los jugadores viven con gran intensidad cada entrenamiento (Foto: Chema Díez)

 

De hecho, cada sesión de trabajo va necesariamente unida al propio CD Guijuelo y a su conocimiento del juego. "Nuestra forma de jugar no varía y cada semana incidimos en ello... y a esto le sumamos intensidad y concentración", destaca De la Barrera.

 

¿El resultado? Un EQUIPO líder, que cada día se supera y bate nuevos récords...