CD Guijuelo: incertidumbre económica y deportiva para un nuevo proyecto

La victoria de Julián Ramos en las elecciones garantiza al club una parte de su presupuesto pero éste se verá reducido en relación al de pasadas campañas. La planificación deportiva puede contar con gente de la 'tierra' y con renovaciones a la baja.

El futuro económico y deportivo del CD Guijuelo sigue en el aire; como cada año, y una vez finalizada la temporada, la maquinaria se pone en marcha, primero para saldar las deudas de la campaña en 2014-15 y, luego, para salir a competir en la siguiente.

 

Por el momento, el único punto importante que ha cerrado el club es saber que va a contar con la subvención del ayuntamiento de Guijuelo, que aporta una cantidad de dinero importante para el proyecto, pero con muchas incógnitas aún por cerrarse. Al margen de la denuncia de los jugadores por la deuda de dos meses del club, son muchos los problemas a los que hay que hacer frente.

 

El primero y fundamental, saber quién va a ser la cabeza visible del CD Guijuelo, o lo que es lo mismo, confirmar si Jorge Hernández va a seguir en la dirección deportiva y si Chema, actual gerente, va a seguir en su puesto, algo que a día de hoy es más que complicado, al menos hasta que no se produzca una reunión entre las partes.

 

El segundo problema, solucionar los problemas económicos del club y saber con qué presupuesto va a contar la próxima temporada, aunque todo hace indicar que la austeridad (aún más) será la nota predominante en la 2015-16. Ante esta situación, el apoyo de la Denominación de Origen Guijuelo y la unión de las empresas del sector es clave para poder salir a competir con ciertas garantías en Segunda B.

 

El tercero de los problemas se centra en la confección de la plantilla, completamente nueva ya que solo tiene contrato para la próxima campaña el portero Felipe Ramos, el salmantino Gonzalo y el canario Néstor Gordillo. No en vano, son imprescindibles las renovaciones de jugadores como Jonathan Martín, Carlos Rubén o Garban si el proyecto quiere tener mejor forma, ya que retener a Valero, Javi Moreno, Lambarri, Pastor o Yeray es misión imposible por los contratos a la baja.

 

Así, quizá el club tenga que contar con gente de la 'tierra' como los salmantinos Carlos de la Nava, el regreso de Manu Moreira (siempre que no tenga más ofertas) o incluso otro ex de la UDS, Coque, la pasada campaña en las filas del Zamora.

 

Y, el cuarto de los problemas, quién será el inquilino del banquillo del CD Guijuelo la próxima temporada. El club se reunirá con Fernando Estévez, pero la incertidumbre con el proyecto y el cambio de rumbo del mismo pueden hacer que el andaluz decline la oferta y busque alguna opción más cerca de su casa. No en vano, tendrán que negociar y analizar cada una de sus posibilidades.

 

Por tanto, una temporada más, y lejos de pasar un verano tranquilo, el Guijuelo se enfrenta a un nuevo panorama de incertidumbre en todas las facetas. ¿La solución? En las próximas semanas...