CCOO Salamanca denuncia el pésimo sistema de pensiones del PP

Tomás Martín, Marisol García y Bernabé Martín, de CCOO Salamanca (Foto: P. Sánchez)

Las pensiones apenas superan los 600 euros al mes en muchos casos, cada vez hay menos prestaciones económicas y ayudas a domicilio y además, la situación para encontrar plaza en residencias públicas es lamentable. 

CCOO ha presentado el balance de pensiones en Salamanca como parte de su VIII Congreso dedicado a los pensionistas. En primer lugar han querido mostrar su disconformidad con las políticas e iniciativas del gobierno del PP, "marcado por la corrupción y un paro desbordado" a lo largo de los últimos cuatro años, los cuales consideran que ha sido un "ciclo nefasto para España".

 

Asimismo, el sindicato señala que "las personas mayores se sienten en una amenaza constante de quiebra del sistema de pensiones" y culpa al gobierno de saquear el fondo de reserva para las pensiones, ya que en los últimos cinco años se han sacado 50.000 euros del fondo de 60.000 euros.

 

CCOO ha planteado diversas propuestas con el objetivo de garantizar la calidad y la sostenibilidad actual y futura del sistema público de pensiones, como por ejemplo un incremento en las bases máximas de cotización, que supondría un impacto de más de 7.500 millones de euros.

 

Según ha indicado el sindicato, "el sistema de pensiones es necesario por cuestiones de justicia social y equilibrio macroeconómico", pero se enfrenta a numerosos retos para superar la situación actual. "Las prestaciones de la Ley de Dependencia han disminuido considerablemente" y "las listas de espera para conseguir plaza en residencias públicas son lamentables".

 

Los pensionistas cobran al mes no mucho más de 600 euros y una residencia cuesta como mínimo 1.300 euros al mes, por lo que "las personas mayores tienen que recurrir a la ayuda de familiares e incluso utilizar el dinero de propiedades o herencias". Además, Salamanca capital sólo cuenta con dos residencias públicas, siendo todas las demás privadas.

 

Marisol García, por su parte, ha hecho hincapié en la situación de las mujeres pensionistas, denunciando que las mujeres son el sector más vulnerable de la sociedad. Sus pensiones son más bajas que las de los hombres al tener menos años cotizados por haberse ocupado del hogar y de la familia en vez de trabajar en el mercado laboral.

 

"Un 37% de las mujeres pensionistas no llegan a los 650 euros al mes" y "un 3% tienen pensiones de 350 euros por haber dependido de la pareja".

 

Por último, CCOO ha hecho un llamamiento al resto de pensionistas reivindicando su colaboración y ha adelantado que el lunes 20 de febrero saldrán a la calle para repartir folletos e informar a todos los interesados.