CCOO, en Salamanca: "Nuevas elecciones sería una imprudencia temeraria para la izquierda"

(Foto: EP)

Ha asegurado que volver a las urnas de manera precipitada supondría "un riesgo más que cierto de la que la izquierda pase al ostracismo en la próxima década".

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha manifestado que PSOE y Unidas Podemos tienen que hacer "un ejercicio de responsabilidad y de realismo político" para llegar a un acuerdo, pues no hacerlo sería "una imprudencia temeraria".

 

En un encuentro con los medios de comunicación en Salamanca, antes de participar en una asamblea con delegados del sindicato en la provincia, ha asegurado que volver a las urnas de manera precipitada supondría "un riesgo más que cierto de la que la izquierda pase al ostracismo en la próxima década".

 

A este respecto, considera que esta posibilidad cabe en un contexto en el que hay "un montón de variables", junto a los posibles "efectos de la sentencia" por el 'procés' y a la alternativa de que "los partidos de la derecha" puedan presentarse en esos hipotéticos comicios con "fórmulas variables".

 

Sobre quién tiene la culpa en la falta de consenso entre ambas formaciones políticas, Sordo ha insistido en que la situación actual "no va de culpas" y sí de alcanzar "un acuerdo programático y una composición de gobierno", sin entrar él a valorar qué personas pueden formar parte del Consejo de Ministros.

 

"Puedo entender las posiciones de partida de todo el mundo, pero las posiciones de partida no pueden ser las de llegada", ha apostillado sobre un asunto ante el que "se dan condiciones para llegar a un acuerdo programático progresista".

 

En cuanto a asuntos a tratar por el Ejecutivo, ha lamentado que las reformas laboral y de pensiones, y las "contrarreformas fiscales" estén "intactas" y ha abogado por "corregir" esta situación criticada por el sindicato.

 

Asimismo, en respuesta a las declaraciones de la ministra Nadia Calviño sobre "modernizar" el marco de las relaciones laborales, Unai Sordo ha remarcado que "no hay cosa menos moderna que pagar salarios de miseria", e incluso ha hablado de "la explotación pura y dura" con la que se encuentran trabajadores en pisos o los repartidores de comida rápida, conocidos como 'riders'.