Catedrales vivas, parques naturales y reservas de la biosfera, espacios para perderse en verano en Salamanca

Meandro

La provincia salmantina cuenta con grandes opciones para escapadas de fin de semana, de un día o para disfrutar de las vacaciones estivales en espacios verdes con gran riqueza natural

Salamanca ofrece al viajero momunentos, cultura y saberes pero también una amplia red de espacios naturales con parajes idílicos en los que disfrutar de las vacaciones estivales más allá de playas y piscinas. Ideales también para escapadas de fin de semana o de un día, la provincia salmantina es capaz de sorprender con su riqueza natural y su biodiversidad.

 

Catedrales vivas, parque naturales, espacios reservas de la biosfera. Parajes singulares para disfrutar de la fauna y la flora, además de actividades de aventura y acuáticas para todos los gustos y públicos de todas las edades.

 

Un recorrido por la provincia sorprenderá al viajero por la diversidad de sus paisajes y la riqueza de su entorno natural, en el que en pocos kilómetros podemos encontrar una gran variedad de vegetación y fauna. Y todo ello rodeado de municipios con encanto, conjuntos históricos y, sobre todo, sus gentes.

 

Catedrales vivas

 

El proyecto Catedrales Vivas se enmarca en los municipios del nordeste salmantino y se trata de una ruta autoguiada que recorre distintas localidades para unir árboles singulares y centenarios. En total, la ruta, que cuenta con un folleto, propone la visita a diez árboles distintos, en algunos casos con más de 500 años y con formas singulares.

 

Algunos de los encantos de esta ruta son la posibilidad de conocer el moral más grande de España, ubicado en San Pelayo de Guareña o impresionantes alcornoques en Valdelosa. Asimismo, la ruta recorre municipios como Torresmenudas, Valverdón, Juzbado, Florida de Liébana, Almenara de Tormes, San Pedro del Valle, Santíz y Zamayón.

 

Parques naturales

 

Sin duda, otro de los principales encantos de la provincia para los amantes de la naturaleza en estado puro son los parques naturales. Tanto el de Arribes del Duero como el de Las Batuecas - Sierra de Francia son entornos de gran riqueza medioambiental con características muy distintas para sorprender al viajero

 

 

El parque Arribes del Duero cuenta con la red de cañones fluviales más extensa de la península con cañones, miradores, presas y embalses, cascadas y una gran diversidad de flora y fauna gracias a su especial clima. Con una extensión de 170.000 hectáreas entre las provincias de Salamanca y Zamora, este parque natural ofrece cultivos mediterráneos y especies animales singulares como la cigüeña negra, el águila perdicera, alimoche o el buitre leonado. Todo un entorno natural que cuenta con la Casa del Parque, ubicada en Sobradillo.

 

Por su parte, Las Batuecas - Sierra de Francia es un paraje de montaña con valles especiales entre las dos mesetas atravesados por ríos como el Francia o el Alagón, todo ello salpicado de pinturas rupestres, ermitas o monasterios. Sin duda, el más famoso y reconocible de esta zona es el de la Peña de Francia, donde la leyenda cuenta que Simón Vela encontró a la Virgen. En cuanto a la flora y la fauna, este espacio ofrece robledales, encinas o castaños, además de cultivos como vid o cerezos. 

 

Reserva de la Biosfera y entornos naturales

 

Ambos espacios, Arribes del Duero y las sierras de Béjar y Francia han sido declaradas por la Unesco Reserva de la Biosfera por su calidad medioambiental y su desarrollo sostenible. Entre ambas agrupan un total de 115 municipios de la provincia y las sierras de Béjar y Francia se han convertido, con una extensión de cerca de 200.000 hectáreas, en la mayor Reserva de la Biosfera de la Región  y la tercera de España.

 

 

Todo ello sin olvidar los espacios naturales de la provincia. Espacios como El Rebollar, la Sierra de Candelario o Las Quilamas con bosques, valles y circos glaciares de un gran valor medioambiental y natural. 

 

Además, Salamanca es tierra de dehesa un paraje propio salpicado de encinas y hogar del toro bravo y de razas vacunas autóctonas como la morucha que se ha convertido en ejemplo de respeto al medio ambiente.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: