Castro Enríquez registra cuatro casos de tuberculosis y 14 de brucelosis en 2014

La finca de Castro Enríquez.

La Diputación confirma nuevos positivos en la finca experimental de su propiedad y asegura que se están tomando todas las medidas necesarias. El PSOE pide acabar con esta situación llegando, si es preciso, al vaciado de la finca.

La situación sanitaria de Castro Enríquez ha salido a la palestra en el pleno de la Diputación de Salamanca. La institución, propietaria de la finca experimental, ha reconocido que durante 2014 se registraron nuevos positivos en los controles sanitarios que afectan a su actividad ganadera. En concreto, cuatro positivos de tuberculosis y otros 14 de brucelosis. Unos resultados que devuelven a la finca a la situación de irregularidad que ha vivido en los últimos años con frecuencia, donde los positivos han sido habituales en su ganado.

 

La Diputación ha asegurado que se están tomando todas las medidas necesarias para erradicar los positivos en el ganado de Castro Enríquez, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias. Además, se ha mantenido una reunión técnica entre responsables de la Junta y el coordinador de agricultura de la Diputación. Entre ellas, evitar el acceso a puntos de agua comunes para evitar contagios.

 

Sin embargo, y a pesar de entender la situación, el grupo socialista ha pedido que se tomen las medidas necesarias para acabar con esta situación, incluso, el vaciado de la finca. "Si la finca se lleva como una explotación ganadera más igual la Junta tiene que tomar las mismas medidas que en el resto de ganaderías", ha asegurado el diputado socialista Antonio Luengo, que ha sugerido como última medida prescindir de los caballos por si fueran origen de los positivos.