Castilla y León sancionará a quien vaya a un centro sanitario para ser atendido si llega de otra comunidad
Cyl dots mini

Castilla y León sancionará a quien vaya a un centro sanitario para ser atendido si llega de otra comunidad

Francisco Igea, vicepresidente de la Junta.

La Junta mantendrá el nivel de alerta 4 y sus restricciones hasta pasada la Semana Santa como marca el acuerdo estatal de medidas.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha asegurado que "es tarea de todos" colaborar para que se cumpla el documento de medidas de Semana Santa y ha confirmado que se mantendrá el nivel de alerta durante todas esas fechas "porque es pronto y nos preocupa la evolución de la situación epidemiológica".

 

"Si estamos tomando estas medidas hoy es porque pensamos que las que tomamos en Navidad no fueron suficientes", ha dicho Igea que asegura que "nadie hubiera entendido" que no se tomaran las medidas necesarias.

 

Igea ha recordado que las medidas estatales son "de obligado cumplimiento" y ha recordado que es el delegado del Gobierno quien debe evitar que venga gente de comunidades como Madrid, por lo que no tiene ninguna duda. Además, ha explicado que la Junta sancionará a quien acuda a un centro sanitario para ser atendido si llega de otra comunidad. El vicepresidente ha explicado que las normas están para cumplirlas y que si se da el caso y se denuncia pues se sancionaría como se debe.

 

Igea ha explicado que el consejero de Sanidad de Madrid "está preocupado por la salud de sus ciudadanos" aunque existan discrepancias en el consejo interterritorial que reúne a todas las comunidades. "No creo que la gente haga juego político con estas cosas", ha dicho. El vicepresidente cree que "no se contempla que Madrid incumpla la norma, sí que la recurra" y que no ve al consejero de Sanidad madrileño saltándose el cierre perimetral.

 

Además, el vicepresidente ha descartado que la Junta vaya a tomar medidas de desescalada nuevas el próximo lunes ya que, entre otras cosas, el acuerdo estatal de medidas para Semana Santa incluye no cambiar de nivel de riesgo, y por tanto de medidas y restricciones, hasta que no pasen las vacaciones: del 26 de marzo al 9 de abril como mínimo.

 

El vicepresidente ha confirmado que las normas 'de juego' para los próximos días ya son conocidas y que limitan muchísimo los actos de Semana Santa, "en ningún caso procesiones como tales" y que hay algunas peticiones y que se analizarán para "llegar a acuerdos sensatos con los representantes de la Iglesia católica".

Noticias relacionadas