Castilla y León prorroga las restricciones: hostelería y centros comerciales cerrados hasta el 9 de febrero
Cyl dots mini

Castilla y León prorroga las restricciones: hostelería y centros comerciales cerrados hasta el 9 de febrero

La Junta mantendrá los cierres de hostelería, centros comerciales y gimnasios, además del cierre provincial, la limitación de reuniones a cuatro personas y la recomendación del autoconfinamiento.

Castilla y León ha prorrogado 15 días más, hasta el 9 de febrero, las actuales restriciones generales que afectan a toda la comunidad, que incluyen el cierre de hostelería en el interior, centros comerciales, instalaciones deportivas y casas de juego. La decisión se ha tomado este lunes en un consejo de Gobierno extrarodinario de la Junta que prolonga del 27 de enero al 9 de febrero estas medidas, que se han reforzado recientemente con la petición del toque de queda a las 20.00 horas y otras recomendaciones como el autoconfinamiento, el teletrabajo o el cierre de instalaciones culturales, que ha hecho la Junta y ha pedido extender a todos los municipios.

 

Las medidas impuestas para toda la Comunidad terminaban su vigencia este 27 de enero y la Junta ha procedido a prorrogarlas ante la situación epidemiológica. El aumento imparable de nuevos casos, la alta contagiosidad del virus y su traslado a los hospitales, con plantas y UCI a tope, recomiendan hacerlo.

 

Las medidas se resumen en el cierre de actividades como la hostelería, con bares y restaurantes sin poder atender en interior y sólo con las terrazas operativas. También cierran los grandes centros comerciales como tales y las instalaciones deportivas cerradas, como los gimnasios; tampoco habrá público en deporte de alto nivel en interior. Igualmente, estarán cerradas las casas de apuestas y locales de juego. Se mantiene el cierre perimetral de las provincias y de la propia comunidad en su conjunto y el límite a cuatro personas en reuniones sociales.

 

A ello se suma el adelanto del toque de queda a las 20.00 horas, pendiente de decisión del Tribunal Supremo. Las últimas medidas las tomó la Junta hace unos días al cerrar sus museos y bibliotecas, algo que ha pedido a los ayuntamientos y que algunos han hecho; intentará que la mayoría de empleados públicos regionales trabajen en casa y ha pedido a las empresas extender el teletrabajo. Y de fondo, la petición de un autoconfinamiento en tanto no se pueda decretar legalmente.