Castilla y León mantendrá cierres y restricciones las próximas semanas hasta que baje la ocupación en UCI
Cyl dots mini

Castilla y León mantendrá cierres y restricciones las próximas semanas hasta que baje la ocupación en UCI

Igea asegura que la intención es "continuar con las medidas hasta que los niveles de alarma estén en una situación que nos permita ir progresivamente relajando restricciones" y que eso incluye esperar las semanas que tardarán en vaciarse los hospitales.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha confirmado que la intención de la Junta es "continuar con las medidas hasta que los niveles de alarma estén en una situación que nos permita ir progresivamente relajando las medidas restrictivas", algo que incluye la situación de las UCI. Una postura en la que ha tenido el apoyo de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que cree malo hablar de desescalada "cuando el vaso está lleno" y que ha recordado que "para desescalar tenemos que ser lentos" porque "cuando hay 3.000 casos diarios hay muertos".

 

Igea ha recordado que la administración regional ya ha tenido petición de cautelares para suspender estas medidas, y la justicia les dio la razón. Y ha asegurado que la hostelería "está en su perfecto derecho" de presentar reclamaciones y "no podemos sino celebrar que estemos en un estado de derecho".

 

Sobre las medidas restrictivas, Igea ha recordado que Castilla y León es la décima comunidad en dureza de medidas y que "hemos procurado concentrar las medidas restrictivas de que eran más efectivas, y esa seguridad nos la dan las publicaciones científicas". Ha hecho referencia a estudios y expertos que confirman que ir a bares y restaurantes supone tener cuatro veces más riesgo de infectarse "y esto no es una declaración, es un estudio". "Lo que hemos hecho es intentar limitar al máximo el daño sanitario y el daño económico, por eso hemos optado el toque de queda y restricción de actividades y no lo hemos hecho extensivo a otras actividades, no hemos cerrado comercio o colegios", ha dicho.

 

Igea ha asegurado que "estamos satisfechos" con la estrategia porque "da resultados, estamos bajando la incidencia a la mitad cada semana, estamos bajando casi tan deprisa como subimos", ha dicho, al tiempo que ha recordado que las restricciones tienen en cuenta no sólo la incidencia o los casos, sino también la ocupación hospitalaria y "que es muy difícil que bajen estos indicadores las próximas semanas" porque la estancia en UCI es de tres semanas. "No podemos poner en riesgo la vida de los ciudadanos de la comunidad, sabemos el riesgo real de que se produzca un rebrote

 

"Nuestra intencion es continuar con las medidas hasta que los niveles de alarma estén en una situación que nos permita ir progresivamente relajando las medidas restrictivas", ha confirmado, "no es un capricho, no es nada más que aplicar la evidencia científica y las medidas que dan resultado".

 

Igea y Casado han defendido la eficacia de las medidas, aunque el vicepresidente ha puntualizado que seguirán con todas adelante en función de los criterios epidemiológicos, pendientes de lo que diga el Tribunal Supremo sobre el toque de queda. El vicepresidente ha pedido "aprender de los hechos" y ha recordado que en noviembre y diciembre fue el consejo interterritorial y el Gobierno los que aprobaron relajar medidas, pero que la Junta mantuvo sus prevenciones y las rebajó lo mínimo posible. "Las primeras provincias en las que levantamos las medidas fueron las primeras en infectarse", ha remachado Casado.

Noticias relacionadas