Castilla y León, líder en crecimiento en la producción de semilla certificada de cereal de España
Cyl dots mini

Castilla y León, líder en crecimiento en la producción de semilla certificada de cereal de España

Un incremento que es el "doble de la media del país", que se sitúa en torno al diez por ciento, lo que demuestra el "esfuerzo y compromiso" por la "calidad", la "sostenibilidad" y la "innovación" del sistema agracio en la Comunidad.

Castilla y León ha experimentado un crecimiento del 20 por ciento en los últimos años en la producción de semilla certificada de cereal hasta las 70.000 toneladas actuales, lo que supone un negocio de 24,5 millones.

 

Un incremento que es el "doble de la media del país", que se sitúa en torno al diez por ciento, lo que demuestra el "esfuerzo y compromiso" por la "calidad", la "sostenibilidad" y la "innovación" del sistema agracio en la Comunidad, según ha señalado el presidente de la selección de cereal de la Asociación Nacional de Obtenedores Vegetales (Anove), Emmanuelle Peille, que junto con la directora de la Asociación, Elena Sáenz y el viceconsejero de Desarrollo Rural y director general del Instituto Tecnológico Agrario, Jorge Llorente, han estado presentes hoy en Valladolid en los actos de celebración del Día Munidal de la Alimentación.

 

Peille ha remarcado la importancia que para la Anove tiene Castilla y León al ser el "granero" de España, con un 40 por ciento de la producción del cereal del país. En este sentido, ha subrayado que de los 100 campos de ensayo que hay en el país, 40 se encuentran en la Comunidad. "En estos momentos, el 65 por ciento de la semilla que se utiliza en las explotaciones castellanoleonesas son certificadas o de reempleo", puntualiza.

 

"Cada vez son más las empresas que exigen la trazabilidad de los productos y también de las semillas", ha incidido el responsable de Anove que ha avanzado que se trabaja por un producto "más resistente" al cambio climático. "Todo aquel que utiliza semilla certificada ha tenido producción aun en las cosechas más duras por la sequía", ha explicado.

 

Por su parte, Elena Sáez ha insistido en que los 57 asociados --54 empresas y tres centros públicos-- llevan en su "AND" la I+D. "Nuestros asociados generan unos 2.500 puestos de trabajo, de los que el 38 por ciento están destinados a tareas de innovación y desarrollo", ha avanzado para aclarar, además, que entre el 20 y el 30 por ciento de lo que recaudan se destina a este apartado.

 

"El objetivo es conseguir unos productos más sanos, saludables y de calidad para satisfacer la demanda de los consumidores", ha puntualizado Sáenz para explicar que la "genética" es la forma de hacer productos más resistentes y que se adapten al cambio climático.

 

Por su parte, el viceconsejero de Desarrollo Rural y director general del Instituto Tecnológico Agrario, Jorge Llorente, ha explicado que desde la Junta se persiguen tres objetivos, lograr "alimento para todos"; la "eficiencia" alimentaria y evitar así que se tiren los productos y fomentar una alimentación "saludable y sostenible".

 

"El alimento es importante en Castilla y León, porque no solo somos el granero de España, también somos líderes en producción de patata, maíz productos hortícolas en extensivo, leche y carnes", ha matizado.

 

En este punto, ha hablado de las ayudas que desde el departamento se destinan a este campo, como los 17,5 millones que publica el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), destinado a hacer alimentos más sostenibles.

 

Llorente ha explicado también la importancia que la Consejería da a la I+D a través del Instituto Técnico Agrario de Castilla y León (Itacyl), con más de dos millones para diez proyectos.