Castilla y León frena la caída de sus cifras tanto en hospitales como en contagios: Pocos cambios en el 'semáforo'
Cyl dots mini

Castilla y León frena la caída de sus cifras tanto en hospitales como en contagios: Pocos cambios en el 'semáforo'

UVI, UCI, cuidados intensivos, paciente intubado (Foto: E. P.)

La positividad global de las pruebas diagnósticas siguió bajando hasta ubicarse en el 5,8 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad bajó hasta el 72,3 por ciento.

La incidencia acumulada de COVID-19 a 14 días sigue a la baja en Castilla y León, al situarse en 140,13 casos por cada 100.000 habitantes, si bien frenó el ritmo de caída de las últimas jornadas, al caer en las últimas horas solo 0,7 puntos por debajo de los 143,83 registrados ayer. La tasa se mantiene en zona de riesgo medio desde el pasado jueves, y la Comunidad registra una incidencia acumulada a siete días de 63,3 casos por cada 100.000 habitantes, tímidamente por encima de los 63,05 casos de ayer sábado.

 

Por provincias, Burgos abandona el riesgo muy alto al reducir su tasa a 14 días hasta los 246,89 casos, mientras que Segovia persiste en riesgo alto con 160,28 casos por cada 100.000 habitantes. El resto de provincias se ubican en riesgo medio: León (148,54), Palencia (132,23), Soria (114,76), Zamora (109,03), Salamanca (106,61), Valladolid (103,14) y Ávila (102,12).

 

En cuanto a la tasa de incidencia a siete días, Burgos se mantiene por tercer día consecutivo fuera del rango de riesgo muy alto con 101,22 casos, y Segovia vuelve a riesgo alto, con un ratio de 77,54. En riesgo medio se encuentran León (66,38), Salamanca (55,89), Zamora (54,52), Palencia (51,77), Valladolid (51,47), Ávila (47,57) y Soria (32,63).

 

La ocupación de camas por pacientes COVID en las UCI de los hospitales de Castilla y León experimentó un ligero incremento con respecto al jueves al situarse en el 25,9 por ciento, frente al 25,74 por ciento de ayer, lo que mantiene la presión asistencial en las unidades de críticos en el nivel de riesgo muy alto. Y es que todas las provincias, salvo Salamanca, que presenta una ocupación del 16,1 por ciento, se encuentran en riesgo muy alto: Soria (41,2 por ciento), Ávila (38,9 por ciento), Segovia (32,3 por ciento), Palencia (28,1 por ciento), Zamora (26,3 por ciento), Burgos (25,8 por ciento), León (25,3 por ciento) y Valladolid (25,2 por ciento).

 

La ocupación de camas por pacientes COVID en planta frenó su progresiva caída de las últimas jornadas, al anotar un tibio incremento hasta el 3,74 por ciento frente al 3,58 por ciento de ayer. Zamora (5,9 por ciento), Burgos (5,79 por ciento) y Segovia (5,23 por ciento) son las únicas provincias cuyos hospitales presentan una ocupación en planta que las ubica en riesgo medio, mientras que se mantienen en riesgo bajo Valladolid (3,79 por ciento), Palencia (3,04 por ciento), León (2,84 por ciento), Ávila (2,51 por ciento), Salamanca (2,23 por ciento) y Soria (2,17 por ciento).

 

La positividad global de las pruebas diagnósticas siguió bajando hasta ubicarse en el 5,8 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad bajó hasta el 72,3 por ciento. El índice de reproducción del virus subió hasta el 0,9 y solo Ávila (1,11), Salamanca (1,10) y Valladolid (1,02) presentan un volumen mayor a la unidad máxima recomendada por las autoridades sanitarias. Por debajo se encuentran Segovia (0,99), Zamora (0,95), León (0,91), Burgos (0,78), Palencia (0,73) y Soria (0,53).

Comentarios

Hola 18/05/2021 21:13 #1
El semáforo ni se ha movido y se va a mover nunca de granate oscuro. Da igual que todos los indicadores estén en verde, la Junta nunca va a bajar del nivel máximo de alerta extrema 4. Les encanta tenernos inmovilizados, y como les dejamos sin rechistar...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: