Castilla y León dice 'no' a cerrar aulas: los alumnos volverán presencialmente tras las vacaciones de Navidad
Cyl dots mini

Castilla y León dice 'no' a cerrar aulas: los alumnos volverán presencialmente tras las vacaciones de Navidad

Archivo - Imagen de archivo de mesas y sillas recogidas en un aula infantil.

La comunidad no descarta nuevas medidas y pide respetar las actuales de distancia o mascarilla.

El portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, ha asegurado que Castilla y León seguirá apostando por la presencialidad tras la vuelta de las vacaciones de Navidad, porque también lo hizo “en los peores momentos de la pandemia con seguridad”. “No estuvieron ahí los problemas sanitarios fundamentales”, ha aseguraod al tiempo que añadía que “muchas veces nuestros alumnos están más seguros en las aulas y con más control, que realizando otro tipo de actividades”.

 

Carlos Fernández Carriedo defendió que el sistema “ha funcionado desde la presencialidad y no es una fuente esencial de contagios en la Comunidad”, a lo que se suma, dijo, que están “intensificando la campaña de vacunación de menores”. El consejero portavoz insistió en que mantendrán la presencialidad en este curso y reseñó que se adoptaron medidas reduciendo el número de alumnos por aula para aumentar las distancias, lo que obligó a contratar a 1.300 nuevos docentes, junto al uso de las mascarillas, o los medidos de CO2. En este punto, aprovechó para demandar de nuevo un fondo COVID al gobierno para hacer frente a los gastos a mayores que esto supone.

 

Carriedo también analizó y no descartó que puedan adoptarse nuevas medidas sobre los sectores económicos. Así, aseguró que “se tomarán medidas en función a las circunstancias que tengamos en cada momento”. “No podemos descartar la posibilidad de ninguna medida”, dijo a Ical, para incidir en pedir prudencia a los ciudadanos y que cumplan “estrictamente la normativa” mantengan las distancias y utilicen la mascarilla. “Es muy importante”, dijo.

 

"Nos adaptaremos a las circunstancias”, comentó Carriedo, y reiteró que sus decisiones serán “lógicamente las que sean más útiles en cada una de las circunstancias”. Eso si, indicó que a diferencia de olas anteriores, en las que se respondió a la incidencia, ahora decidirán conforme a la situación global, es decir, los contagios, más la situación de hospitales y UCIS.

 

En cuanto a las decisiones adoptadas por seis autonomías para establecer restricciones frente la COVID, Carlos Fernández Carriedo defendió que se deberían haber tomado en el ámbito nacional, y lamentó que en la última conferencia de presidentes solo hubo “monólogos” sin propuestas comunes. En este sentido, deseó que el consejo interterritorial de esta tarde tome decisiones para el conjunto de los territorios.

 

Fernández Carriedo manifestó que Castilla y León está encantada de poder contar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para realizar vacunación, recordó que solicitaron 30 unidades, y reclamó que si algunas autonomías renuncian a estos equipos comprometidos en la última conferencia de presidentes, se repartan entre las que los han solicitado.

 

El consejero portavoz constató que aunque la incidencia de la COVID en esta sexta ola está siendo “muy elevada” pero el número de ingresados en hospitales y UCI no avanza al mismo ritmo, y es la Atención Primaria la que está “sufriendo”, por lo que se adoptan estas medidas, junto a la vacunación masiva. Al respecto, ensalzó la “campaña exitosa” de la Junta, ya que el 93 por ciento de los mayores de 12 años ya tiene pauta completa, y u 93 por ciento de los mayores de 60 años, cuenta ya con una dosis de refuerzo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: