Castilla y León dice adiós a la pandemia y elimina las grandes restricciones: sólo mascarilla y distancia
Cyl dots mini

Castilla y León dice adiós a la pandemia y elimina las grandes restricciones: sólo mascarilla y distancia

Francisco Igea, en el complejo de presidencia. Foto: Ical

Castilla y León elimina todas las restricciones que le corresponden: libera todo los aforos de todas las actividades porque hay un riesgo controlado. Será a partir del martes 21 de septiembre.

Castilla y León ha decidido dejar el nivel 1 y pasa a una situación de "riesgo controlado" porque está "cada vez más cerca de emprender una vida normal". Eso supone que se eliminarán a partir del martes que viene, 21 de septiembre, la gran mayoría de las medidas contra la pandemia y se quedan sólo las básicas como la mascarilla en interior, la distancia, los geles y las ventilaciones. En la práctica, 'adiós' a las grandes restricciones propias de la pandemia después de más de año y medio: decaen las medidas implantadas en julio que incluían límites de aforos y horarios.

 

En todos los locales se suprime la limitación de los aforos de manera general. Se mantiene las medidas en residencias de mayores y el protocolo en colegios e institutos. También se mantienen las medidas en competiciones deportivas, que dependen del Estado, pero que acabarán cayendo.

 

La decisión se toma porque Castilla y León tiene unas elevadas tasas de inmunización, con cerca de un 90% ya con una dosis y muy cerca en porcentaje de población con pauta completa, hasta el punto de que Castilla y León es casi la última en incidencia. El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha explicado que sigue existiendo un riesgo, pero que está controlado por la vacunación y que aunque rechaza el término 'nueva normalidad' está cada vez más cerca el día de "emprender una vida normal".

 

Esta decisión llega tras haber avanzado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en dos días consecutivos, que este jueves se iban a relajar las medidas. Y llega también como primera decisión en la situación actual del gobierno bipartito, tras su primera crisis provocada por la posición del PP con respecto a la reforma sanitaria que abandera Ciudadanos. Además, el vicepresidente ha admitido que el impacto de las fiestas de agosto va a ser limitado y no hay ningún indicador que apunte a un repunte futuro.

 

De esta forma decaerá entonces el actual nivel 1 vigente desde mediados del mes de julio, con lo que se pone fin a las limitaciones sectoriales referidas a aforos y horarios, manteniéndose, eso sí, las recomendaciones y obligaciones generales para la prevención de la pandemia: uso obligatorio de la mascarilla en espacios cerrados de uso público y en abiertos cuando no sea posible mantener el metro y medio de distancia social de seguridad, ventilación de espacios y lavado frecuente de manos; continuidad en las medidas generales de higiene y prevención aplicables a todos los establecimientos, locales de negocio, instalaciones y espacios de uso público y actividades de carácter público; y para el control de aforo y entrada, salida, circulación y presencia de público espectador o asistencia en establecimientos, con el fin de evitar aglomeraciones y asegurar el cumplimiento de la obligación de mantener la distancia de 1,5 m de seguridad interpersonal.

 

La entrada de este acuerdo no afecta a los clubes profesionales que tienen su regulación específica para los eventos deportivos multitudinarios, incluidos los de la Liga de Fútbol Profesional y la Liga ACB de Baloncesto, aprobadas para el conjunto del Sistema Nacional de Salud.