Castilla y León descarta iniciar la desescalada mientras no baje la ocupación de la UCI a la mitad
Cyl dots mini

Castilla y León descarta iniciar la desescalada mientras no baje la ocupación de la UCI a la mitad

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casdo.

La consejera descarta levantar restricciones mientras no se baje de 250 casos, del 15% de ocupación en planta y del 25% en UCI: ahora las unidades de críticos están al 50%. Las restricciones estarán vigentes al menos hasta el 23 de febrero.

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha descartado relajar medidas y restricciones por el Covid en la comunidad a pesar de que la incidencia sigue bajando, y el motivo es que la incidencia sigue siendo alta, se produce muchos contagios todavía y las UCI siguen estando con una alta ocupación. "Tenemos que ser muy prudentes porque podemos tener una cuarta ola sin haber resuelto la anterior", ha dicho.

 

De este modo, la consejera ha descartado que se puedan levantar medidas restrictivas este próximos jueves como han anticipado desde el PP este lunes. "Las medidas están vigentes hasta el día 23 de febrero, se analizarán los datos y de la mano de los datos se tomarán las decisiones", ha dicho.

 

"La segunda ola que tuvimos en noviembre no habíamos terminada de dar las altas, teníamos 140 personas en UCI, cuando llegó la tercera ola y nos golpeó duramente", ha dicho la consejera, que ha agradecido el esfuerzo de los sanitarios "especialmente en las unidades de críticos donde nos está costando normalizar la situación".

 

La situación la ha descrito como "muy compleja" y "similar a la situación de abril" y considera que "en estos momentos no se puede hacer ninguna relajación de medidas ante el Covid y tenemos que esperar a conseguir las mejores cifras", ha dicho la consejera, que cifra en por debajo del 25% los niveles adecuados porque "cualquier paso en falso nos puede poner en una situación muy complicada". No habrá desescalada hasta que se llegue a ese nivel y ahora está al 50%.

 

Casado ha recordado que la tasa de letalidad se sitúa entre 1-2% y que los muertos están vinculados a los contagios que tengamos. La consejera reconoce que "el descenso está siendo simétrico a la subida, fue una subida vertiginosa y el descenso está llevando el mismo ritmo", ha dicho Casado que sigue hablando de "datos muy preocupantes" que mejoran por las medidas tomadas que permiten bajar muy rápidamente "pero todavía nos queda mucho".

 

"Ahora mismo estamos 32 veces por encima del nivel de seguridad de la tasa de incidencia de 25", ha recordado Casado, que ha explicado que "la desescalada cuando se produzca tendrá que tener en cuenta la incidencia y los niveles de ocupación hospitalaria, especialmete la ocupación de UCI", ha dicho. "Hasta que no bajemos de 250 casos por 100.000 habitantes a 14 días no vamos a estar en niveles de seguridad, no vamos a estar en nivel de seguridad hasta que no bajemos del 15% en planta y del 25% en UCI", ha explicado la consejera que ha reconocido que "es lo que va a condicionar nuestra desescalada porque es el gran medidor".