Castilla y León denuncia el riesgo de tener que parar la vacunación: faltan 150.000 vacunas para seguir
Cyl dots mini

Castilla y León denuncia el riesgo de tener que parar la vacunación: faltan 150.000 vacunas para seguir

Las cuentas de la Junta dicen que faltan miles de vacunas necesarias para poner las segundas dosis puestas hace un mes.

Castilla y León ha denunciado este jueves que existe un riesgo de tener que parar la vacunación con segundas dosis por la falta de unidades suficientes. En concreto, cree que faltan 150.000 necesarias para poner segundas dosis y seguir adelante con las primeras.

 

"La campaña está yendo muy bien pero tiene un serio peligro a la falta de vacunas y el cambio de criterio a poblacional", ha asegurado Francisco Igea que ha puesto sobre la mesa las cuentas. El vicepresidente asegura que la falta de dosis “pone en peligro” y va a ralentizar las segundas inoculaciones, y calificó de “sorprendente” e “incomprensible” que el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, diga que Castilla y León recibe más vacunas de lo que le corresponde por población.

 

En concreto, la Junta denuncia que durante la segunda quincena de mayo han llegado miles de dosis menos que en la segunda quincena de abril, lo que complica las segundas dosis. Como ha explicado Igea, en las cuatro primeras semanas de abril llegaron 616.580 unidades a la comunidad y en mayo han sido 488.370. La diferencia se ha acentuado en la segunda quincena, que es cuando los envíos han llegado más escasos. En la primera quincena de abril se recibieron 243.660 dosis, en la segunda quincena de ese mes fueron 372.920, mientras que en la primera de mayo han sido 264.800 dosis y en la segunda de este mes de mayo 223.570.

 

Igea ha señalado directamente al cambio de estrategia para el reparto de dosis, que ahora es poblacional en vez de por grupos de edad o teniendo en cuenta a cuántas personas se ha vacunado ya con una primera dosis y necesitan ponerse la segunda en un plazo concreto.

 

Además, Igea ha explicado que cree que el 80% de los profesionales que se tienen que poner la segunda dosis tras haber recibido la primera de AstraZeneca, optarán por repetir con el suero de Oxford.