Castilla y León defiende que la desescalada comience por los pueblos sin casos y se haga por zonas básicas de salud

Alfonso Fernández Mañueco

Mañueco señala que la mejor forma de afrontar la desescalada en una Comunidad Autónoma tan grande es realizarlo por zonas básicas comenzando por el mundo rural, donde hay menos casos. 

Alfonso Fernández Mañueco ha comenzado aludiendo a un malestar que le han trasladado varias comunidades a Pedro Sánchez sobre el hecho de que se anuncien medidas el sábado con las que el domingo se encuentran como hechos consumados y han pedido que se tenga en cuenta a los expertos de las comunidades autónomas. "Nos ha sorprendido los anuncios sin fijar los criterios de la desescalada. Se habla de una salida gradual, asimétrica y se están haciendo anuncios globales, independientes sin coordinación con las comunidades". 

 

A continuación ha aludido al planteamiento de la región sobre el momento de afrontar la salida del confinameinto. "Donde no hay casos en la España vaciada, no debe estar confinada. Es un sistema más eficaz, más justo, más eficiente y permite la implicación de los ayuntamientos, de las residencias, de las empresas y de otros sectores", ha señalado Alfonso Fernández Mañueco que ha defendido en la reunión telemática de presidentes de CCAA con Sánchez que el desconfinamiento en Castilla y León se haga por zonas básicas de salud. De esta manera los primeros en salir serían los pueblos, donde es más sencillo llegar a la cifra de casos cero.

 

"Las zonas básicas de salud se adecuan al control y trazabilidad de los casos y allí trabajan los equipos de atención primaria que son vitales para la detección de los casos y la coordinación para el control, además del aislamiento rápido", ha añadido.

 

Ha señalado el presidente de Castilla y León que en una comunidad tan extensa realizar esa salida por provincias no tiene sentido.