Castilla y León consigue el máximo estatus en brucelosis bovina tras no detectar ningún positivo en 2016

Bienvenido Mena (i), Jorge Llorente y Javier García Presa, en la presentación de los datos sanitarios (Foto: Chema Díez)

La aplicación de los Programas Nacionales de Erradicación de enfermedades de los Rumiantes en Castilla y León durante 2016 muestra de nuevo resultados favorables, tras la presentación de los datos oficiales en Salamanca.

Los resultados sanitarios de la cabaña ganadera bovina, ovina y caprina de Castilla y León muestran una tendencia favorable, especialmente en las provincias que concentran mayor censo de ganado bovino en extensivo como son Salamanca, Segovia y Zamora.

 

Por primera vez, durante 2016 no se ha detectado en la Comunidad ninguna explotación positiva de brucelosis bovina. Además, la Unión Europea ha reconocido a las provincias de Burgos, Soria y Valladolid como oficialmente libres de la enfermedad.

 

La aplicación de los Programas Nacionales de Erradicación de enfermedades de los Rumiantes en Castilla y León durante 2016 muestra de nuevo resultados favorables.

 

En lo referente a brucelosis bovina, en la Comunidad no se detectó ninguna explotación positiva en el año 2016, una situación que nunca antes se había producido y que, unido al reconocimiento por parte de la Unión Europea de las provincias de Burgos, Soria y Valladolid como oficialmente libres de brucelosis bovina, sitúa a Castilla y León como una región con el máximo estatus para esta enfermedad.

 

 

Durante este año todas las explotaciones de ganado bovino de Castilla y León serán sometidas a una única prueba obligatoria frente a esta enfermedad, excepto en Burgos, Soria y Valladolid donde cuentan con una ventaja competitiva adicional, ya que en estas provincias no se requieren pruebas sanitarias de brucelosis previas al movimiento, y solo se realizará el saneamiento, a modo de centinela, sobre el 20 % de las explotaciones.

 

En cuanto a la brucelosis ovina y caprina, la Unión Europea ya reconoció en el año 2014 todo el territorio castellano y leonés como libre de esta enfermedad, estatus que sigue consolidado y donde también se realiza esta vigilancia permanente únicamente sobre el 5 % de las explotaciones.