Castilla y León considera "inasumibles" los criterios del Ministerio para la vuelta a las aulas y prepara unos propios

Rocío Lucas en el IES Julián Marías de Valladolid

En particular respecto al ratio de alumnos por clase y la distancia de seguridad entre los pupitres en las aulas y advierte de que si no se llega a un "consenso" trabajará con la Consejería de Sanidad para elaborar "protocolos propios".

Así lo ha señalado la consejera Lucas durante su visita al Instituto de Secundaria Julián Marías en Valladolid donde ha podido comprobar el funcionamiento de las clases de preparación para la EBAU que comenzaron el pasado viernes en la Comunidad.

Lucas ha avanzado que lo que desde el Ministerio de Educación se ofreció en la reunión del pasado viernes fue una serie de "recomendaciones" y que ahora era tiempo para que las Comunidades autónomas hicieran sus aportaciones para establecer un borrador de cara al inicio del próximo curso.

En este sentido, la consejera ha aclarado que los criterios generales que allí se establecieron no se pueden mantener "con carácter general" para todo el país, ya que la "casuística" y "capacidad" de cada centro no tiene "nada que ver" en Madrid, Castilla y León o Murcia. "La ratio de 20 alumnos por aula en algún caso se podrá mantener y en otros no, pero tampoco entendemos, por ejemplo, como en ratio 20 se puede estar sin mascarilla y con 24 no. Esos criterios son los que se deben contrastar con Salud Pública", ha avanzado.

Ejemplo que también extrapola a la distancia del metro y medio en aula, argumentando que la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de un metro. "Son inasumibles y por eso pedimos al Ministerio que reconsidere esas recomendaciones para llegar a un consenso porque si no Castilla y León trabajará con la Consejería Sanidad con el objetivo de que el curso empiece en septiembre de forma presencial y en todas las etapas educativas y no alternando la presencialidad con la formación online siguiendo criterios epidemiológicos", ha continuado, para recordar que son las autonomías las que tienen las competencias de organización dentro del ámbito educativo.

Lucas ha subrayado que desde la Junta se trabajará para ofrecer una educación presencial "salvaguardando" siempre la "seguridad" sanitaria, para calificar de "estrambóticas" ideas como la de dar clase al aire libre, como ha manifestado la ministra Isabel Celaá en las últimas horas. "Hay que hacer planteamientos serios y reflexivos que se puedan llevar a la práctica", ha apuntado.

5.202 ALUMNOS EN CLASES PARA LA EBAU

La consejera ha visitado hoy el Instituto de Secundaria Julián Marías en Valladolid para comprobar el funcionamiento de las clases de preparación para la EBAU que comenzaron el pasado viernes en la Comunidad.

Así, ha señalado que son 5.202 los alumnos de segundo de Bachillerato que han vuelto a sus centros educativos para repasar presencialmente con los profesores las materias de las que se examinarán.

La consejera de Educación subraya la gran acogida que ha tenido esta iniciativa de la Junta. "Éramos conscientes de que nuestro alumnado de 2º de Bachillerato tenía ante sí una prueba vital para su futuro profesional. De ahí que, con todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias y con toda la prudencia que exige la situación, desde la Consejería de Educación hayamos decidido abrir este periodo excepcional para ayudar a preparar las asignaturas computables en la prueba", ha señalado Rocío Lucas.

Los docentes, una vez más, juegan un papel fundamental en esta iniciativa. Un total de 2.159 profesores atenderá las dudas de sus alumnos hasta el 23 de junio en las nueve provincias: 163 en Ávila, 387 en Burgos, 405 en León, 115 en Palencia, 253 en Salamanca, 147 en Segovia, 90 en Soria, 460 en Valladolid y 139 en Zamora.

Lucas ha querido agradecer el "esfuerzo", "trabajo" y "responsabilidad" de todos los equipos directivos, alumnos y familias para terminar este curso "con las mejores garantías posibles". En este sentido, ha incidido en que se ha reforzado sobre todo las clases de matemática y lengua en clases de refuerzo, tutoralización y presentación a la EBAU.

EDUCACIÓN ESPECIAL

En su visita, además, ha señalado también que la atención al alumnado con necesidades educativas especiales ha sido una de las preocupaciones de la Consejería de Educación durante el estado de alarma y la suspensión de las clases presenciales. Así, cuando Castilla y León ha entrado en la fase 2 de desescalada, la apertura de los centros de Educación Especial ha sido una "prioridad".

En este sentido, un total de 297 alumnos han solicitado retomar sus sesiones de fisioterapia en un total de once centros de Educación Especial y ocho aulas sustitutorias y que cuentan con cerca de 40 profesionales para atender a estos escolares. Así, abrirán sus puertas los centros de Ávila, Aranda, Burgos, Astorga, Ponferrada, León, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora.

Las aulas sustitutorias, enmarcadas en centros ordinarios, se crearon para atender a los alumnos con necesidades educativas especiales del medio rural. Y también lo harán en esta ocasión, para atender las 51 solicitudes recibidas.

De ellas, tres se han tramitado tres en Arenas de San Pedro (Ávila), cuatro en Medina de Pomar (Burgos), tres en Miranda de Ebro (Burgos), 19 en Ciudad Rodrigo (Salamanca), siete en San Esteban de Gormaz (Soria), cuatro en Peñafiel (Valladolid), cuatro en Tordesillas (Valladolid) y siete en Medina del Campo (Valladolid).

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: