Castilla y León confinada: estado de alarma, cierre de negocios y limitación de movimientos

Castilla y León toma las medidas más restrictivas ante un avance desenfrenado de los contagios por coronavirus.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado que va a solicitar al Estado la declaración del Estado de Alarma en la Comunidad; minutos después, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo ha decretado para todo el país. Recomienda además la no apertura de establecimientos de todo tipo, limitar los movimientos y evitar acudir a cualquier espacio abierto o cerrrado. Esto se suma a la suspensión de todas las actividades de la educación, desde Infantil a edad universitaria, también anunciada y que se conoce desde el jueves por la tarde.

 

La decisión de solicitar el estado de alarma o la alarma sanitaria, que es lo que ha implantado País Vasco, llega tras un importante aumento del número de contagios en Castilla y León que hace recomendable tomar las medidas más restrictivas, similares a las que comunidades o territorios cercanos como los vasco o la Comunidad de Madrid. Esta cercanía es lo que ha decidido a la Junta a decretar el cierre total de centros educativos.

 

Además, se extiende el cierre a los centros públicos oficiales, lo que incluye las sedes de la administración pública. 

 

Además, la Junta recomienda encarecidamente evitar las grandes superficies en la medida de lo posible y acudir a ellas de manera razonable. El cierre se extiende de manera generalizada a todos los establecimientos comerciales y de hostelería. "Si suspendemos las clases o las universidades no es para que nuestros jóvenes se vayan a las discotecas", ha dicho la consejera de Sanidad.

Noticias relacionadas