Castilla y León cierra centros oficiales, manda a funcionarios a casa y pide no salir: "Queremos ver calles vacías"
Cyl dots mini

Castilla y León cierra centros oficiales, manda a funcionarios a casa y pide no salir: "Queremos ver calles vacías"

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa del consejo de Gobierno. Foto: Ical

La Junta cerrará todos sus centros oficiales y dejará de hacer reuniones presenciales de Gobierno, todo el personal que pueda teletrabajará y se harán cribados masivos en municipios para vaciar las calles.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha reconocido que los casi 3.000 casos diarios que comunica hoy Castilla y León son "una tendencia absolutamente desbocada" aunque no a la velocidad de hace tres semanas, pero que el 10%, unos 300, entraran en el Hospital, y un 2% serán "60, 70 u 80 personas que van a perder la vida" porque "tenemos a nuestros hospitales en una situación muy crítica".

 

La Junta va a cerrar todos los centros culturales y suspenderá todos los actos institucionales y actividad presencial de los consejeros, además de los consejos de Gobierno, que dejarán de ser presenciales. Se va a poner en trabajo no presencial todo lo que se pueda y mandará al máximo de trabajadores públicos a teletrabajar, y ha pedido lo mismo a los ayuntamientos y otras administraciones. Además, ha anunciado cribados en municipios determinados, "queremos ver las calles de esos municipos lo más vacías posible", aunque se podrá salir a la calle.

 

"En el consejo interterritorial, la mayoría de comunidades pidieron adelantar el toque de queda antes de las diez de la noche, que mantenemos", ha comentado Igea, que ha pasado a explicar por qué han optado por pedir el autoconfinamiento. Ahí ha mostrado un gráfico de la revista 'Nature' con la influencia de las actividades en los casos, que coloca a gimnasios, hoteles, bares, restaurantes o templos como las que influyen "decisivamente en el número de infecciones", ha dicho Igea que ha calificado la publicación como la más prestigiosa revista de ciencia del mundo

 

"No tiene sentido limitar más actividades si no tienen efecto en la pandemia, lo que tiene sentido es limitar el contacto social con quienes no son sus convivientes", ha explicado Igea que ha justificado las medidas tomadas "que ya están surtiendo efecto" de cerrar hostelería, gimnasios y centros comerciales, aunque ha insistido en que "no son culpables, el culpable es el virus".

 

Por eso, dice, "lo que hemos trasladado al Gobierno es la necesidad de tener herramientas para limitar el contacto social y son aumentar el toque de queda o el confinamiento". "No tiene sentido castigar más las actividades económicas sin limitar el contacto y para limitar el contacto hay que ir al confinamiento", ha dicho Igea que no entiende en qué se basa el gobierno central para negar el cambio del estado de alarma para permitir medidas adicionales.

 

"Por eso volvemos a insistir, no insistimos porque tengamos una guerra política con nadie, sino con el virus", ha dicho Igea que ha insistido en que "pocas batallas sociales ha habido como estas" y que "para pelear por la vida el esfuerzo es quedarse en casa, no tener reuniones sociales ni en los domicilios, esa es nuestra llamada al combate" en "una revuelta contra el virus para proteger a quienes queremos".

Noticias relacionadas