Castilla y León adelanta a las ocho semanas la vacunación con Astrazeneca para mayores de 60 años
Cyl dots mini

Castilla y León adelanta a las ocho semanas la vacunación con Astrazeneca para mayores de 60 años

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado. Foto de Archivo

Pasa de las 12 a las 8 semanas, según ha asegurado este viernes la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Hasta el momento, y según la ficha técnica, esta segunda dosis de la vacuna en Castilla y León se inoculaba a las 12 semanas, cumpliendo así con la pauta completa, pero el Gobierno autonómico decidió adelantar la vacunación a las 10 semanas "pero esta mañana se ha acordado en Comisión de Salud Pública" adelantar aún más el proceso, hasta las ochosemanas.

"Vamos a adelantar las vacunaciones para las mayores de 60 años porque nos interesa ya que son las personas más frágiles y porque se ha visto en Reino Unido, en Portugal y en Rusia que cuando se tienen las dos dosis se está más protegido. Ese es nuestro objetivo fundamental", ha explicado la consejera.

De esta forma, según las previsiones que maneja la Junta, con este avance, a mitad del mes de agosto toda la población pendientede segundas dosis podría estar inmunizada.

Según ha precisado Verónica Casado, tras el vertiginoso aumento de los contagios entre la población más joven, la Junta "quiere proteger a las personas más frágiles" y luego ir adelantando en todas las franjas etarias, y ha asegurado que ha recibido una llamada de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que comparte la preocupación "de todos por el incremento de la incidencia acumulada, porque la registrada a siete días está muy cerca de la de 14 días. Esta situación nos preocupa y esperemos que esto no sea la quinta ola, aunque tiene toda la apariencia de poderlo ser", ha advertido Casaco, quien reconoce que no preocupa tanto ahora la situación de las UCIs como si la de la Atención Primaria.

En este sentido se reforzará con más personal el sistema de Covid-AP y la línea 900, ampliando el rastreo y retrorastreo de la población para detectar nuevos contagios. También se dará prioridad a las pruebas de antígenos de segunda generación que, en caso de dar positivo, se confirmará con prueba PCR y secuenciación.