Casi doscientas personas secundan en Retortillo la marcha de Stop Uranio contra la mina de Berkeley

Una veintena de trabajadores del Balneario participaron en la protesta.

Más de 170 personas y diversos representantes de los ámbitos social y político han secundado esta mañana la marcha convocada por Stop Uranio contra el proyecto de la mina de uranio de Berkely bajo el lema 'Con la salud, la economía y el medio ambiente no se juega, bajo ningún concepto', desarrollada en el término salmantino de Retortillo.

 

Los participantes han completando un recorrido aproximado de cuatro kilómetros con el objetivo de sensibilizar a la población sobre los riesgos del proyecto de Berkeley para la provincia salmantina y sus comarcas, según informaron fuentes del colectivo convocante a Europa Press.

 

La movilización ha contado, entre otros, con la asistencia de Juan Luis Cepa, procurador socialista en las Cortes de Castilla y León, y los diputados provinciales José Francisco Bautista y Celso Ramos, que ocupan, respectivamente, las alcaldías de Hinojosa de Duero y Navasfrías, así como concejales de la comarca y los alcaldes de Boada, Matías Garzón (PSOE), y Cubo de Don Sancho, Emiliano Muñoz, del PP, siendo éste el primer regidor municipal de dicha formación que ha mostrado su oposición a la mina.

 

Junto a la Plataforma Stop Uranio también participaron en la marcha el portavoz provincial del Equo, Gabriel Risco, junto a una docena de socios del partido verde y miembros de Ecologistas en Acción, Stop Desahucios y la Asociación de Frontera Todavía, además de diversos representantes sindicales y ganaderos de la zona preocupados por los riesgos que puede acarrear el proyecto de Berkeley.

 

Quizás la participación más destacada fue la de una veintena de trabajadoras del Balneario de Retortillo, que mostraron así su oposición al proyecto minero por los daños al medio ambiente y por considerarse gravemente perjudicadas laboral y personalmente, al considerar que el turismo de salud es absolutamente incompatible con el desarrollo de este tipo de industrias extractivas.

 

En la misma línea, el diputado José Francisco Bautista declaró que "las instalaciones del balneario son algo que hay que proteger y salvaguardar de cualquier otra iniciativa. Es una realidad que está ahí, que es algo que funciona, y yo creo que en este país debemos de pensar a favor de aquello que funciona y dejar de lado otra clase de iniciativas".

 

Al final del evento José Luís Moreno, presidente de Stop Uranio, declaró que con el desarrollo de esta iniciativa, organizada por el colectivo y respaldada por Equo y Ecologistas en Acción, se ha buscado "darle un mayor impulso" a la lucha contra el proyecto minero, y que esto "es solamente el comienzo", en referencia al programa de acciones que llevará a cabo este año la Plataforma para acercar a la población el problema del proyecto minero.