Casi 95.000 personas se rinden ante Miquel Barceló y su exposición en Salamanca

(Foto: Chema Díez)

La exposición de Miquel Barceló fue concebida pensando en los distintos espacios que iba a ocupar en la ciudad, de manera que el visitante recorre diferentes espacios de la ciudad de Salamanca en busca de las obras del artista mallorquín, un mensaje evidente del compromiso que el Estudio salmantino ha mantenido con su ciudad a lo largo de sus ocho siglos de historia.

Tras cuatro meses de exhibición y a un mes de su clausura, la exposición Miquel Barceló. El arca de Noé ha recibido un total de 94.972 visitas en los tres espacios donde se sitúan sus obras. Durante el mes de agosto, la Sala de exposiciones de la Hospedería Fonseca ha recibido un total de 5.946 visitas; la Capilla del Colegio Arzobispo Fonseca 5.975 visitas y la Sala de exposiciones del Patio de Escuelas 15.188, que se suman a las 67.863 visitas en los tres espacios donde se sitúan sus obras entre abril y julio, confirmando el éxito de esta muestra vinculada a la conmemoración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

 

La exposición de Miquel Barceló fue concebida pensando en los distintos espacios que iba a ocupar en la ciudad, de manera que el visitante recorre diferentes espacios de la ciudad de Salamanca en busca de las obras del artista mallorquín, un mensaje evidente del compromiso que el Estudio salmantino ha mantenido con su ciudad a lo largo de sus ocho siglos de historia.

 

En concreto, en la Sala de exposiciones Patio de Escuelas se presentan las obras más antiguas de la muestra, veintiséis acuarelas pertenecientes al conjunto realizado por Barceló entre 2001 y 2003 para ilustrar la Divina Comedia de Dante Alighieri. En la Hospedería Fonseca, por su parte, se expone un grupo de pinturas y obras sobre papel de gran formato, realizadas entre 2009 y 2016, así como dos autorretratos: uno pintado sobre una piel de animal y que fue concebido tras un viaje al Himalaya; y uno perteneciente a una serie de pinturas negras.

 

La pintura que da nombre a la exposición, El Arca de Noé (2014) puede contemplarse en la Capilla del Colegio Arzobispo Fonseca. Se trata de una obra de 4 x 6 metros que nunca antes había sido expuesta. Junto a ella, también en la Capilla, se exponen, además, 18 cerámicas que el artista mallorquín realizó, salvo una anterior, entre 2012 y 2016, de ahí que muchas de ellas sean aún inéditas.

 

La exposición se completa con varias esculturas monumentales realizadas entre 2009 y 2017 que se presentarán en distintos espacios de la ciudad.  La más reciente de todas se ubica en el patio del Palacio de Anaya y está fabricada con un nuevo tipo de resina ligera.

 

Por su parte, la Plaza Mayor de Salamanca es el escenario para apreciar el Gran Elefantdret (2009), una escultura que muestra a un elefante de bronce de siete metros de altura que parece mantener el equilibrio sobre el suelo solo con su trompa, y que ha sido expuesta en ciudades como Barcelona, Madrid o Nueva York. La última de las esculturas de Miquel Barceló que se muestra en esta exposición se encuentra en el Patio de Escuelas Menores, donde se ubican14 Allumettes (2015), un bosquecillo de cerillas usadas de bronce que superan los tres metros de altura.

 

La exposición Miquel Barceló. El arca de Noé se convierte en el gran preámbulo de los actos previstos con motivo de la celebración del VIII Centenario de la fundación de la Universidad de Salamanca en 2018. Miquel Barceló. El arca de Noé se inauguró el pasado 27 de abril y se podrá visitar hasta el próximo 1 de octubre.

Noticias relacionadas