Casi 350 personas usaron los pisos de acogida para familiares y pacientes con cáncer

En la actualidad, Burgos, Valladolid y Salamanca son las únicas ciudades de la comunidad que cuentan con este tipo de servicio.

La Junta de Castilla y León ha aprobado este 9 de marzo, en Consejo de Gobierno, una ayuda de 175.758 euros destinada a financiar la colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer (A.E.C.C.) en la atención psicológica y social de los pacientes oncológicos y de sus familias durante los tratamientos frente a la enfermedad.

 

La cantidad subvencionada se incrementa para este ejercicio en un 61 % respecto al año anterior (109.100 euros en 2016), siendo la causa del aumento la nueva vía de colaboración establecida entre la Administración sanitaria autonómica y la A.E.C.C.: la asistencia a pacientes oncológicos en tratamiento mediante radioterapia en sus necesidades especiales de alojamiento cuando la duración de sus desplazamientos así lo aconseje.

 

Esta cooperación se relaciona con la nueva Orden que regulará las ayudas por desplazamientos con fines asistenciales, así como el alojamiento y la manutención derivados de esos traslados, para pacientes beneficiarios del servicio sanitario público de Castilla y León.

 

Las principales novedades que plantea el nuevo marco regulador de las ayudas de la Gerencia Regional de Salud por desplazamientos son la desaparición del porcentaje de aportación del usuario o copago, percibiendo los beneficiarios el importe íntegro; la atención a colectivos considerados como especialmente desfavorecidos o vulnerables, ya sea por factores clínicos o socioeconómicos; la creación de un régimen especial para pacientes oncológicos sometidos a tratamientos de radioterapia, que permitirá mejorar la condiciones de sus desplazamientos largos facilitando, en caso necesario, medios alternativos de transporte o alojamiento; la exclusión en las ayudas a los usuarios con rentas iguales o superiores a 100.000 euros anuales; y, por último, facilitar la accesibilidad de los pacientes a las ayudas, para lo que se ampliar el plazo de solicitud de seis meses a un año y se simplifica su tramitación, incorporándose medios electrónicos a la misma.

 

Precisamente es en el ámbito colaborativo frente a necesidades especiales de desplazamiento o alojamiento para pacientes oncológicos en tratamientos con radioterapia en el que se amplía los objetivos del convenio entre la Consejería de Sanidad y la Asociación Española Contra el Cáncer y, con ello, la cuantía de la subvención ahora aprobada por la Junta de Castilla y León. Los otros dos aspectos de cooperación ya presentes en anteriores acuerdos son la asistencia psicológica tanto a enfermos como a sus familiares; y la financiación del mantenimiento de tres pisos de acogida, en Burgos, Salamanca y Valladolid.

 

Durante 2016 y referido a la asistencia psicológica, la A.E.C.C. ha atendido a 303 pacientes y a 307 familias, número que asciende hasta 418 familias en duelo; en cuanto a sesiones, el total ha ascendido a 4.571, de la 1.584 son de atención psicológica en cuidados paliativos, 773 de tratamiento activo paliativo y 2.224 de atención al duelo.

 

En cuanto a los pisos de acogida en cuyo mantenimiento colabora la Junta, el año pasado acogieron temporalmente a 346 personas, entre enfermos y familiares que desplazados a Burgos, Salamanca o Valladolid para recibir tratamientos, facilitándolas, además de atención social y psicológica, un lugar de alojamiento y descanso no sólo para las familias acompañantes sino, incluso, a los propios enfermos durante sus breves salidas hospitalarias entre los ciclos de radioterapia o quimioterapia recibidos.