Casi 200 personas pasan por la AECC en un año para dejar de fumar

En los últimos 12 meses, desde octubre 2014 hasta ahora, 177 personas han pasado por el Programa de Deshabituación Tabáquica de la Asociación Española contra el Cáncer de Salamanca. De ellas, alrededor del 51 por ciento han logrado finalmente abandonar el tabaco.

VENTAJAS DE DEJAR FUMAR:

 

* Pasados 20 minutos tras el último cigarrillo, la presión arterial baja a su nivel normal y la frecuencia cardiaca se estabiliza.

 

* Pasadas 8 horas, la concentración de monóxido de carbono en sangre baja a su nivel normal. La concentración de oxígeno en la sangre se normaliza.

 

* A las 24 horas, disminuye el riesgo de sufrir un infarto cardiaco.

 

* 48 horas después de dejar de fumar, aumenta la agudeza del olfato y el gusto.

 

* De 2 a 3 semanas, mejora la circulación. La función pulmonar aumenta hasta un 30%.

 

*De 1 a 9 meses después, disminuye la tos, la congestión nasal y la fatiga. Disminuyen las infecciones.

 

* 1 año después, el riesgo de padecer insuficiencia coronaria es un 50% menor que el de un fumador.

 

* 5 años después, el riesgo de morir de enfermedad cardiaca es igual al de los no fumadores. El riesgo de morir por enfermedad pulmonar disminuye a la mitad.

 

*De 10 a 15 años después, el riesgo de morir de cáncer de pulmón es similar al de los no fumadores.

 

La sede salmantina de la Asociación Española Contra el Cáncer desarrolla de forma continuada, varias veces a lo largo del año, programas dirigidos a ayudar a personas que han decidido dejar de fumar, se denominan Programas de Deshabituación Tabáquica. En el último año, 177 usuarios han pasado por estas sesiones y entre el 48 y el 51 por ciento han conseguido desengancharse de este hábito.

 

El programa tiene una duración de siete semanas, con una sesión semanal, y en él suelen participar entre 10 y 15 personas. Pilar Carreto, psico-oncóloga de la AECC explica que el proceso tiene tres fases: Preparación, abandono y mantenimiento. Después, la asociación realiza un trabajo de seguimiento en el que intentan valorar el índice de recaídas, “pero es muy difícil contabilizarlo porque no es posible mantener el contacto con todos los participantes del programa”, explica.

 

En las sesiones, se facilitan técnicas para poder conseguir el objetivo y hacer frente a los momentos duros o cómo enfrentarte a las recaídas. Los profesionales que trabajan en la asociación son conscientes de que “no hay  milagros para dejar de fumar y que se trata de un proceso personal que conlleva cierto esfuerzo, pero la AECC está ahí para acompañar en este proceso”.

 

PERFIL DEL FUMADOR

 

La media de edad de las personas que se dirigen a estos programas de la AECC es de 44 años y mayoritariamente son mujeres, según observan en la asociación. No obstante, y según los datos que manejan, el 24 por ciento de la población mayor de 15 años afirma que fuma a diario.

 

Y lo que más preocupa es que el 70 por ciento de los fumadores no ha hecho ningún intento par dejar de fumar (68,6 por ciento hombres y 71,8 por ciento mujeres) y el 64,9 por ciento no tiene intención de dejar de fumar (64,7 por ciento hombre y 65,2 por ciento mujeres).

 

 

Precisamente en este último aspecto se centró ayer una de las actividades desarrollada por la asociación salmantina con motivo del Día de Cáncer de Pulmón. Varios miembros de la organización, instalaron una mesa informativa en la Universidad Pontificia de Salamanca, donde ofrecieron información sobre los beneficios de abandonar el hábito tabáquico y asesoramiento para lograr dejar de fumar con éxito. Además, pusieron a disposición de los interesados aparatos para medir la capacidad pulmonar y calibrar el daño causado por el tabaco.

 

También realizaron una divertida actividad en la que quienes les visitaron pudieron subir al twitter de la aecc: aeccSalamanca un selfie dando un simbólico golpe al “punching del tabaco”.