Casi 2.100 personas piden ayuda a su médico en Salamanca para dejar de fumar

En 2013 se han realizado 446 inspecciones sanitarias para asegurar que en los establecimientos públicos de Salamanca se respetan los derechos de los no fumadores, que no se venda tabaco a menores y que las máquinas dispensadoras estén señalizadas.

Según datos facilitados por esta institución, el tabaco mata anualmente a cerca de seis millones de personas en todo el mundo y por ello es importante lograr reducir el consumo de tabaco en Castilla y León. El Sistema Regional de Salud incluye desde el año 2005, dentro de su cartera de servicios, una oferta de acciones de deshabituación tabáquica para todos aquellos ciudadanos que quieran dejar este hábito. Este servicio se facilita desde los centros de atención primaria y se accede a él a través de la figura del médico de cabecera.

 

El protocolo de deshabituación para las personas que desean dejar de fumar se adecua a las características de cada persona, pudiendo requerir o no tratamiento farmacológico en función del grado de dependencia nicotínica, pero incluyendo siempre el apoyo psicológico del profesional sanitario y el seguimiento del paciente para evitar recaídas. Asimismo, este servicio se completa con la existencia de una guía práctica para dejar de fumar, a la que se puede acceder a través del Portal de Salud de Castilla y León mediante el enlace: Guía práctica para dejar de fumar CyL

 

En 2013, fueron 16.408 los castellanos y leoneses que participaron en los programas de deshabituación tabáquica. De ellos, 9.302 fueron hombres y los 7.106 pacientes restantes fueron mujeres.

 

Por provincias, esta cifra global de usuarios se reparte de este modo: Ávila 438, Burgos 2.132, León 3.824, Palencia 512, Salamanca 2.097, Segovia 2.350, Soria 1.224, Valladolid 3.367, Zamora 464.

 

CONTROLES SANITARIOS

 

Los problemas de salud originados por el tabaco no sólo afectan a los fumadores, sino también a aquellas personas que inhalan el humo de manera pasiva. Y, por eso, los servicios de inspección de la Consejería de Sanidad realizaron, a lo largo de 2013, un total de 6.376 controles en los establecimientos públicos de la Comunidad.

 

De esta manera, se garantiza el cumplimiento de la normativa vigente en esta materia y se protege la salud pública comprobando, por ejemplo, que no se facilita el acceso al tabaco a los menores de edad o que los puntos de venta están correctamente señalizados.

 

El total de las inspecciones realizadas el año pasado se divide de la siguiente manera entre las nueve provincias de la Comunidad: Ávila 427, Burgos 789, León 1.081, Palencia 444, Salamanca 446, Segovia 257, Soria 576, Valladolid 1.919, Zamora 437.

 

Esta labor derivó, a su vez, en la apertura de 423 expedientes: 38 en Ávila, 76 en Burgos, 23 en León, 107 en Salamanca, 29 en Segovia, 8 en Soria, 118 en Valladolid y 24 en Zamora.

 

Los controles se realizan de manera aleatoria, en una fase inicial, eligiendo los locales que serán objeto de estudio al azar. Y se complementan, posteriormente, con inspecciones dirigidas que se realizan en aquellos establecimientos que ya han sido objeto de alguna infracción.

 

Por último, hay que recordar que la Consejería de Sanidad realiza también informes sobre la influencia del tabaco en el riesgo cardiovascular. Uno de ellos se publicó en 2013 (con muestra poblacional de 2004 a 2009) y, actualmente, se está realizando el trabajo de campo de la fase final del Estudio 2014