Casi 10 años sin un adiós antes de tiempo en el banquillo de Perfumerías Avenida

Alberto Miranda camina hacia vestuarios acompañado por quienes han sido sus ayudantes

No se sabe si porque 'a los de casa' se les exige más o por simple casualidad pero lo cierto es que los únicos técnicos que, como Alberto Miranda, han tenido que abandonar el banquillo de Perfumerías Avenida antes de tiempo también eran salmantinos o muy vinculados a Salamanca. El último fue Jorge Méndez, antes lo tuvieron que hacer José Ignacio Hernández y Fernando Merchante.

Alberto Miranda se despidió este sábado como técnico de Perfumerías Avenida. Más bien habría que decir que le despidieron porque ante una dinámica que no se consideraba la adecuada la directiva de Perfumerías Avenida toma la decisión de dar un giro y buscar una solución que pasa en primer lugar por  un relevo en el banquillo.

 

La marcha antes de tiempo de Miranda supone un hecho sin precedentes en las últimas temporadas puesto que la estabilidad había sido la nota predominante en el banquillo de Avenida en los últimos años. Sí ha habido cambios pero siempre una vez finalizadas las temporadas y cumplidos los contratos. La única excepción fue la no continuidad de José Ignacio Hernández por mutuo acuerdo después de que una vez acaba la temporada 2008-2009 recibiera una gran oferta para marcharse a entrenar a Polonia.

 

Hay que remontarse hasta el 11 de enero de 2003 para encontrar la última 'marcha forzosa' en el banquillo del club salmantino. Entonces, y durante una campaña muy convulsa y con muchos cambios en el roster, el damnificado fue Jorge Méndez que presentó su dimisión después de que el equipo cayera derrotado en Tenerife. Entonces su relevo su José Ignacio Hernández. 

 

Curiosamente fue el propio Méndez el que en febrero de 2000 había sustituido a Hernández en el banquillo del entonces denominado Halcón Viajes. Aquella temporada tampoco fue fácil y, de hecho, José Ignacio llevaba apenas un mes como entrenador tras haber cogido las riendas el 7 de enero cuando el que se tuvo que marchar fue Fernando Merchante. Si la marcha de José Ignacio fue por decisión propia al no poder hacerse con las riendas de un vestuario dividido, la de Merchante vino precipitada tras caer en los cuartos de final de la Copa de la Reina ante el Ciudad de Burgos. 

 

Hay que irse hasta el 9 de marzo de 1998 para encontrar la que fue la primera marcha de un entrenador en la historia del club en plena competición. Entonces, y después de tres años en el primer equipo, José Ignacio Hernández prefirió volver al trabajo con la cantera y fue su segundo, Juan Emilio Pérez, el que finalizó la temporada. 

 

Cinco cambios 'forzosos' en 25 años no parecen demasiados pero lo que no deja de ser curioso es que siempre hayan sido entrenadores de 'casa' los damnificados. Quizás sea por aquello de: Quien bien te quiere...