Cascante admite que todavía no se sabe quiénes participaron en los destrozos de la fuente de los patos

Imagen de los actos vandálicos de la fuente de los patos de Santa Marta.

La oposición pide aclaraciones sobre los hechos y el alcalde de Santa Marta de Tormes remite a un informe policial. Admite que el expediente sigue abierto y que continúan las pesquisas para determinar la participación en los actos vandálicos.

Los destrozos del pregón de las pasadas fiestas y la expulsión de los concejales de IU colean todavía en el pleno de Santa Marta. De hecho, han sido los temas sobre los que ha girado la convocatoria de este mes, toda vez que las mociones presentadas por PSOE, IU y UPyD no han logrado pasar la criba del equipo de Gobierno de Cascante.

 

El alcalde de Santa Marta, Javier Cascante, ha tenido que salir de nuevo a contestar a las preguntas que, por segundo pleno consecutivo, han planteado los grupos de la oposición, esta vez, el portavoz del PSOE. El motivo es que Javier Rodríguez considera que las consultas que hizo en el anterior pleno no han sido respondidas adecuadamente. El equipo de Gobierno ha remitido a un informe del jefe de la Policía Local que, según el portavoz socialista, no contesta a sus dudas.

 

De hecho, el propio alcalde ha reconocido que, a día de hoy, no ha sido posible determinar quiénes participaron en los bochornosos actos vandálicos que el pasado mes de julio se produjeron la tarde del desfile de peñas, el día 24 de ese mes, cuando tras el acto de apertura de las fiestas de Santa Marta cientos de personas destrozaron los elementos ornamentales de la conocida como fuente de los patos, arrancando todas las pequeñas esculturas que forman la fuente.

 

Según ha reconocido Cascante, el expediente para determinar las responsabilidades está todavía abierto y no se ha podido imputar los actos de manera concreta, según el alcalde, por la cantidad de gente que participó y la imposibilida de determinar con las pruebas fotográficas disponibles si las personas que portaban las esculturas eran realmente los que las habían arrancado. El alcalde asegura que siguen las pesquisas en colaboración con la Guardia Civil para esclarecer el asunto.

 

Desde el PSOE consideran inaudito que el informe realizado por el jefe del cuerpo municipal no consiga aclarar la autoría de los actos vandálicos y, especialmente, el motivo por el que no se tuvo la previsión suficiente como para evitarlos. Esta cuestión fue objeto también de las quejas de un ciudadano que acudió al pleno y que intervino tras el turno de ruegos y preguntas.

 

 

IU  Y LAS EXPULSIONES IRREGLAMENTARIAS

 

El grupo municipal de Izquierda Unida ha planteado también una serie de preguntas para intentar esclarecer la actitud del alcalde cuando en el pleno de julio expulsó a los dos ediles de la formación. Según los concejales de IU, Cascante solo avisó dos veces y no las tres preceptivas antes de informar al edil portavoz sobre su posible expulsión; y se saltó el reglamento al expulsar directamente a la concejala Barandiarán sin haberla advertido previamente en ninguna ocasión. Por ello mantienen que sus expulsiones fueron irreglamentarias.