Casado se vuelca en la unidad del voto en torno a Mañueco para "ganar sin acudir a los extremos"
Cyl dots mini

Casado se vuelca en la unidad del voto en torno a Mañueco para "ganar sin acudir a los extremos"

Pablo Casado, durante el mitin del PP en Ávila. Foto: Ical

El presidente del PP pide el “voto de la ilusión y la esperanza” para Mañueco frente a aquellos partidos que “hacen un servicio” a Sánchez “fracturando” al centro-derecha.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha hecho hoy un llamamiento a los miembros de su formación para “ensanchar la centralidad” con el objetivo de “ganar sin acudir a los extremos” tanto las próximas elecciones autonómicas que se celebran en Castilla y León el próximo 13 de febrero como el resto de comicios que se produzcan en España hasta las próximas elecciones generales.

 

En su intervención dentro del mitin central de la campaña del PPCyL celebrado en Ávila, Casado reclamó para Mañueco un voto “no del miedo, ni útil, sino de esperanza e ilusión por una mejor Sanidad, una mejor Educación y para que nuestra tierra tenga futuro”, frente a aquellas formaciones que, en su opinión, “hacen un servicio” al PSOE de Pedro Sánchez “fracturando” al centro-derecha.

 

Recordó, en el Centro de Congresos y Exposiciones ‘Lienzo Norte’ de Ávila, el discurso que dio allí a finales de agosto de 2018 en su primer acto público como presidente nacional del PP, donde transmitió una idea “disruptiva” al reivindicar “al PSOE histórico frente a la deriva del PSOE de Sánchez con el ‘pacto Frankenstein’”.

 

Casado mantuvo así hoy ese discurso al reivindicar “la concordia, la convivencia y la Constitución” que deben basar a PP y PSOE por su “responsabilidad histórica”, desde la que deben “ensanchar la centralidad” para ganar espacio dentro de ella y no tener así que “acudir a los extremos”. Y es que “todos los partidos de izquierda de Europa que no han ido por la concordia y la transversalidad han desaparecido, como lo hará el PSOE si Sánchez se sigue abrazando a los partidos que quieren destruir la nación que él preside hoy”, concluyó Casado.

 

Frente a ello, reivindicó el presidente nacional del PP la “alternativa trazada” en la convención nacional de su formación para “rescatar a la persona frente al colectivismo” con 50 reformas legislativas que “devuelven el poder a las personas respecto a los malos gobiernos” y hacen que los españoles “puedan hacer realidad su proyecto”.

 

Con las autonomías

Ese proyecto también muestra al PP, como señaló Casado, como un partido que “defiende el Estado de las Autonomías” y se dirigió a aquellos partidos que lo critican señalando: “Si no te gusta, no te presentes, porque si no es por los presidentes autonómicos, qué habría sido de España con todas las competencias sanitarias y educativas en manos de Sánchez”.

 

“Para eso están las autonomías”, aseguró Casado, afirmando no entender “a los partidos que se presentan en Castilla y León sin defender la Unión Europea”. “Que le digan a los agricultores y ganaderos qué harían sin la PAC”, sentenció, criticando también de nuevo a Vox por “recibir a gente que ha dicho en sus países que entienden la posición independentista de Puigdemont”.

 

“Por eso, cuando decimos que no hay alternativa al Partido Popular en estas elecciones del 13 de febrero, es porque todo lo que no es PP beneficia a Sánchez”, concluyó Casado, señalando que “mientras unos le apoyan, otros le hacen un servicio fracturando el voto del centro-derecha”, refiriéndose tanto a Vox, porque “no se puede unir España desuniendo el voto”, como al “provincialismo”, ante el que se preguntó: “¿Cuándo ha sido Castilla y León una comunidad cantonalista?”.

 

Por eso, pidió unificar el voto en torno a la figura de Alfonso Fernández Mañueco porque el popular es “el único partido que sabe lo que hay que hacer” para servir “a la España de los balcones, de las manos blancas de Miguel Ángel Blanco, de la libertad sin ira y democrática de Adolfo Suárez, de los negocios y de solucionar los problemas de la gente, no de crearlos”.

 

“No pedimos el voto del miedo ni el voto útil, sino el voto de la esperanza y la ilusión por una mejor Sanidad, pensiones, Educación, porque nuestros hijos tengan empleo y porque esta sea una tierra que tenga futuro, de la que los jóvenes no se vayan”, apuntó finalmente Casado.