Casado reconoce que de haber escuchado a los sanitarios "se habría cerrado todo hace semanas"
Cyl dots mini

Casado reconoce que de haber escuchado a los sanitarios "se habría cerrado todo hace semanas"

La consejera de Sanidad, Verónica Casado.

La consejera reconoce que de haber escuchado a los sanitarios "se habría cerrado todo hace semanas" y que hay muchas familias completas ingresadas producto de las celebraciones navideñas.

Castilla y León pone ahora el foco sobre la situación de sus hospitales, donde se ha trasladado ahora toda la presión tras constatar una bajada de los contagios tras un enero catastrófico que ha sumado más de 50.000 positivos. La ocupación en planta "empieza a contenerse" pero un 25% son pacientes de Covid. La alta incidencia ha hecho que al menos uno de cada mil castellanos y leoneses haya estado ingresado en un Hospital.

 

"La evolución de la incidencia semanal es de una incidencia menor, alcanzando la incidencia máxima semanal en la tercera semana de enero", ha explicado Casado, que ha cifrado en más de 50.000 los contagiados en Castilla y León este mes. "Ahora mismo hay que bajar la presión en nuestros hospitales", ha reconocido sobre una situación que "dista muchísimo de ser aceptable" con todas las provincias por encima de niveles de alto riesgo.

 

Castilla y León suma 1.541 casos en las últimas 24 horas y varias provincias descienden de incidencia "pero no a la velocidad que nos gustaría" aunque hace varios días "Es evidente que las medidas impuestas hace días, como el toque de queda, están demostrando su efecto en la contagiosidad y han disminuido los contagios de grupo", ha dicho Casado. No obstante, la consejera ha reconocido que "la velocidad de declaración de nuevos casos está bajando" y que se está notando una tendencia a la disminución en los 53 municipios con medias excepcionales.

 

Castilla y León tiene más de 2.300 enfermos ingresados y 320 en UCI. "Este fin de semana un ciudadano de cada mil ha estado ingresado, y esto es escalofriante. Todos ustedes conocen a alguna persona que está ingresado o lo que es peor, ha fallecido", ha comentado Casado que reconoce que todavía no se llega a las cifras de la primera ola y que se está manteniendo la actividad hospitalaria para otras patologías.

 

La ocupación en planta "empieza a contenerse" pero no se habían visto tantas habitaciones con familiares juntos, "una consecuencia de las reuniones navideñas" ha comentado Casado, que ha reconocido que de haber seguido las recomendaciones de los sanitarios, "se habría cerrado todo hace semanas".