Casado propondrá zonas para fase 1 pero avisa: "No significa que podamos hacer botellón o juntarnos en los bares"

Verónica Casado, consejera de Sanidad.

La consejera asegura que todavía venimos de una situación muy crítica, pero propondrá más zonas de salud para pasar a fase 1.

La Junta va a remitir este miércoles al Gobierno la propuesta de zonas que pasarán a fase 1 el próximo lunes, 18 de mayo, con el mismo criterio de siempre: pocos casos y posibilidad muy baja de transmisión comunitaria en la zona, "es decir, que si hay algun caso, se pueda controlar", ha dicho la consejera, Verónica Casado. La consejera ha recordado "que aún estamos en fase 0 o 1, y pasar no significa que podamos hacer botellón, que nos podamos juntar todos sin mascarilla en la puerta de los bares o que podamos salir" y que "el coronavirus sigue entre nosotros y es necesario hacer la desescalada con mucha prudencia".

 

Casado ha advertido que venimos de una situación muy crítica y que estamos en niveles de contagio similares a los de la semana de la declaración del estado de alarma. "La responsabilidad es individual y olvidarnos de esto es ir a un repunte", ha dicho. La consejera ha insistido en que Castilla y León ha optado por la cautela a pesar de que los datos de la comunidad son similares a las de zonas que han pasado a fase 1: "Vísteme despacio, que tengo prisa", ha resumido Casado.

 

En todo caso, la Junta parece dispuesta a acelerar la entrada de más zonas en fase 1 a partir del día 18 de mayo. Los criterios utilizados son la incidencia acumulada en 14 días, con una cifra de corte de tres o menos casos, con uno o menos en la última semana; un número de PCR realizada en la zona de más de dos por caso sospechoso. Ese número de tres casos para establecer el corte se ha adoptado al ver que en otras provincias se usa, pero siempre con una proyección hacia la disminución, "y por eso pedimos un caso o menos en la última semana".

 

Además, se ha pedido que haya un profesional por cada 5.000 habitantes que pueda hacer la vigilancia de casos, que haya protocolos de formación en centros de salud sobre los registros de casos; el protocolo y plan de residencias; tener suficientes equipos; información sobre la coordinación de desescalada en la zona; y la capacidad suficiente de camas y UCI que ha pedido el Gobierno central.

 

Casado ha asegurado que han comprobado que es posible hacer PCR en todas las zonas y que se pueden seguir las trazabilidades de nuevos casos, y al haberlo hecho se ha comprobado que se puede incrementar el número de zonas que se proponen para salir a fase 1. En todo caso, esperan a una reunión con el ministerio para aclarar criterios y que no ocurra lo de hace unos días.

 

En el día 59 del estado de alarma, Castilla y León no ha tenido fallecidos en la práctica totalidad de sus hospitales, con 77 altas en 24 horas para un total de 7.621. No obstante, la comunidad sigue registrando casos, 92 nuevos, con 57 por PCR, para un total de 24.262 en toda la crisis según ha explicado la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

 

Castilla y León ha llegado a tener hasta 62.908 casos totales, con 33.131 en activo, pero se siguen declarando casos nuevos: estas últimas 24 horas, 756, muy por encima de los últimos días. La ocupación de los centros hospitalarios sigue decreciendo "pero seguimos teniendo casos nuevos, el coronavirus sigue circulando entre nosotros y hay que seguir con el principio de cautela".

 

Hay ahora 391 pacientes en planta, 43 menos que ayer, con 107 casos en UCI, ocho menos en 24 horas. Los fallecidos han incrementado en seis personas para un total de 1.925 personas en toda la crisis.