Casado, de oro y Marta se cuelga la plata para estrenar el palmarés

DOBLETE. Arturo Casado logró en 1.500 la primera plaza con una insultante superioridad, Olmedo se hizo con un bronce muy valioso. ESTA VEZ FUE SEGUNDA. La rusa Zarudneva superó a la palentina
EFE/BARCELONA

Arturo Casado desempolvó la estampa victoriosa de Fermín Cacho en los Juegos de 1992 al cruzar la meta de la final europea con la misma expresión de asombro y la misma insospechada ventaja sobre sus adversarios, rematando un éxito español al que se sumó Manuel Olmedo con la medalla de bronce.

Casado, madrileño de 27 años, se proclamó campeón de Europa con un tiempo de 3’42”52 en un esprint sostenido de 200 metros, en tanto que Olmedo, campeón de España, hubo de abrirse a la calle cuatro y sortear el codazo del británico Tom Lancashire para llegar tercero a la meta en una carrera a cara de perro. El tercer español, Reyes Estévez, perdió la medalla en el último metro en beneficio de Olmedo, que alcanzó al barcelonés pero no tuvo terreno para hacer lo mismo con el alemán Carsten Schlangen, un corredor peligroso a ritmos lentos como en de la final de hoy.

La final de 1.500 era una de las dos pruebas (la otra, el 5.000) en las que España soñaba con un triplete que sólo Gran Bretaña ha conseguido, en Stuttgart 86, con tres históricos: Sebastian Coe, Tom McKean y Steve Cram. El mejor resultado español sigue siendo el doblete de Helsinki 94 con Fermín Cacho e Isaac Viciosa.

Antes de la carrera de 1.500, Marta Domínguez dio a España la primera medalla en los Europeos de Barcelona y la número 100 de la historia en alta competición tras conseguir plata en la final de 3.000 metros obstáculos. La victoria fue para la rusa Yuliya Zarudneva, que con un tiempo de 9’17”57 se tomó el desquite de su derrota ante la española en la final de los Mundiales de Berlín, el año pasado. Marta se quedó clavada en la última ría y perdió unos metros preciosos que, aunque nunca perdió la fe, ya no pudo recuperar en el esprint. Llegó segunda con 9’17”74, mientras que Zulema Fuentes-Pila ganó plaza de finalista al entrar octava con 9’35”71, su mejor marca del año.

El alicantino Eusebio Cáceres se situó tercero en el tercer puesto de la lista española de todos los tiempos en longitud con un salto de 8,27 que le concedió el pase directo a la final de los campeonatos de Europa, en la que le acompañará Luis Felipe Méliz.