Casado confirma que Castilla y León entrará en nueva normalidad el 21 de junio "pero no nos podemos relajar"

Verónica Casado, consejera de sanidad de la Junta de Castilla y León.

La consejera ha insistido en que la distancia de seguridad y el uso de mascarillas siguen siendo obligatorios y se mantendrán. También confirma la plena movilidad el día 21 de junio.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha recordado que Castilla y León tuvo en el inicio de la pandemia "una incidencia alta", como demostró el estudio de seroprevalencia, con una media del 7% por encima del 5% nacional, "hemos conseguido en las últimas semanas con la prudencia que se ha definido y ustedes han mantendido que estemos en una situación epidemiológicamente mayor", lo que ha permitido acelerar el paso a fase 3 con limitaciones a algunas provincias y "mantener a otras provincias en fase 2 con prudencia" algo que "ha sido necesario" para llegar al 21 de junio cuando se llega a la nueva normalidad.

 

"La evolución es favorable, cada día detectamos menos casos activos que son perfectamente rastreables, y eso es un motivo de tranquilidad", ha reconocido Casado que insiste en que "el virus sigue circulando y las medidas de protección, las medidas individuales, las decisiones que tomamos, son absolutamente claves", y ha remarcado la distancia de seguridad "y si no la podemos mantener es importante usar la mascarilla". "Es curioso que cuando nos reunimos con nuestros familiares en una terraza el primer gesto es quitarnos la mascarilla y solo nos la podemos quitar si hay distancia", ha dicho Casado que ha apuntado que el uso de mascarillas será clave en las medidas que va a decretar el Gobierno regional. 

 

"El próximo lunes decae el estado de alarma y comenzará lo que ha venido a denominarse la nueva normalidad", ha recordado Casado que ha insistido en que en ese momento la autoridad es la Junta y que se está regulando la normativa que regirá. "Pasar a la nueva normalidad no quiere decir que nos podamos relajar. Estamos viendo rebrotes en nuestro país y en otros lugares del mundo", ha dicho Casado, que ha citado el caso del rebrote en Pekín, "esto nos viene a decir que tenemos que ser cautos".

 

 

"Tal y como vamos, podría haber movilidad en toda Castilla y León", ha dicho Casado, que ha remarcado que "no garantizo nada" y que todas las decisiones "han sido de la mano de la evolución epidemiológica", pero que sí esperan plena movilidad el día 21 de junio. "La movilidad no la podemos limitar, podemos solicitar al Gobierno que nos ayude y hacer algo como se hizo en Miranda de Ebro que no la podíamos acordonar, pero sí hicimos limitaciones", ha recordado Casado que asegura que eso lo permite la ley de salud pública de 1986.

 

Casado ha citado dos brotes en dos residencias de Valladolid y un caso en el hospital Río Hortega, y ha recordado que "el virus sigue circulando" y "el virus circula más cuando nos movemos mucho" por lo que ha insistido en pedir prudencia.