Casado advierte sobre las prisas en desescalar: "Podemos tener una cuarta ola sin haber resuelto la tercera"
Cyl dots mini

Casado advierte sobre las prisas en desescalar: "Podemos tener una cuarta ola sin haber resuelto la tercera"

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado. Foto: Ical

La consejera de Sanidad recuerda que los hospitales y las UCI de Castilla y León no habían vaciado los pacientes de la segunda ola cuando llegó la tercera.

La cosejera de Sanidad, Verónica Casado, ha explicado que Castilla y León no relajará medidas ni restricciones por el Covid hasta que no mejore la situación general, especialmente en UCI, y ha pedido prudencia por un motivo concreto: se puede producir una cuarta ola. Casado se ha ceñido al cuadro del 'semáforo' para tomar medidas: esa ha sido su respuesta al avance hecho desde el PP de una posible relajación de medidas este jueves.

 

"Tenemos que ser muy prudentes porque podemos tener una cuarta ola sin haber resuelto la anterior", ha dicho la consejera en su comparecencia. "La segunda ola que tuvimos en noviembre no habíamos terminada de dar las altas, teníamos 140 personas en UCI, cuando llegó la tercera ola y nos golpeó duramente", ha dicho la consejera, que ha agradecido el esfuerzo de los sanitarios "especialmente en las unidades de críticos donde nos está costando normalizar la situación".

 

La situación la ha descrito como "muy compleja" y "similar a la situación de abril" y considera que "en estos momentos no se puede hacer ninguna relajación de medidas ante el Covid y tenemos que esperar a conseguir las mejores cifras", ha dicho la consejera.

 

Sanidad no hará desescalada alguna hasta que se relajen las cifras: hay que bajar de 250 casos por 100.000 habitantes a 14 días, del 15% de ocupación de planta hospitalaria y del 25% en UCI, que ahora supera el 50% de enfermos Covid. La consejera ha explicado que esto va a tardar porque la media de estancia en unidad de críticos es de 24 días, pero que un 30% de los enfermos que llegan a estas unidades se cronifican y pasan mucho más tiempo.

 

“No podemos dar ningún paso en falso, porque la situación es muy complicada” y aunque las medidas están dando fruto y la tasa de incidencia comience a caer, no es momento de iniciar ninguna desescalada y hay que ser “muy precavidos” ante una cuarta ola. “Todavía nos queda mucho”.

Noticias relacionadas