Carnero anima a consumir lechazo de calidad de Castilla y León y certificado con las vitolas de IGP y Tierra de Sabor
Cyl dots mini

Carnero anima a consumir lechazo de calidad de Castilla y León y certificado con las vitolas de IGP y Tierra de Sabor

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural visita una explotación de raza churra en Cascón de la Nava (Palencia), donde puso de manifiesto la importancia del sector en la Comunidad

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, animóen una explotación de ovino palentina a consumir lechazos de calidad y de la Comunidad durante las fiestas navideñas, pero "teniendo claro que lo que se compra es lo que se quiere consumir", quien destacó la importancia del sector ovino, al ser "una de las expresiones que identifican a Castilla y León".

 

Durante su visita a la explotación de César García, ubicada en Cascón de la Nava, Carnero detalló que los lechazos de la Comunidad poseen una vitola que identifica al mismo, ya sea de Tierra de Sabor o, a mayores, el de la IGP, dado que el "consumidor tiene que tener muy presente estos sellos e identificadores del lechazo que están comprando, el cual está producido por los ganaderos de Castilla y León". 

 

Para ello, desde la Consejería se hace "un gran esfuerzo para controlar el origen de los lechazos, garantizar su trazabilidad, confirmar que cumplen con los condicionantes de calidad y que los marchamos están utilizados correctamente" . Todo ello permite detectar "la publicidad engañosa", apuntó.

 

Además, con el fin de garantizar su trazabilidad y procedencia, la consejería, la IGP Lechazo de Castilla y León, la Guardia Civil y Consumo, llevan a cabo programas de control sistemáticos a las figuras de calidad diferenciada y a los operadores autorizados para el uso de la marca Tierra de Sabor, señaló.

 

Producción

 

En total, operan bajos estos marchamos de calidad y origen alrededor de 1.500 explotaciones que comercializan más de 2.200 toneladas de lechazo anualmente, lo que representa un valor económico de más de 23 millones de euros. Además, durante el 2020, se han realizado más de 400 controles para garantizar al consumidor que tiene asegurada su procedencia.

 

La IGP Lechazo de Castilla y León es una figura reconocida desde el año 1997, por lo que, en 2019, había inscritas un total de 810 explotaciones y 27 industrias, donde todos los lechazos de IGP también están reconocidos por la marca de calidad Tierra de Sabor.

 

En ese sentido, para paliar la situación generada por el COVID-19, con el cierre del canal horeca y la dificultad de comercialización del producto ovino, se han destinado al sector 4,5 millones de euros en ayudas. En la visita a la explotación ganadera de la localidad palentina, que cuenta con 380 ovejas de raza churra, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural estuvo acompañado por la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén y el presidente de la IGP Lechazo de Castilla y León, José Luis Fraile.