Actualizado 15:28 CET Versión escritorio
Salamanca

Carlos Molina: “Salamanca puede tener dos equipos y dos aficiones… sin violencia”

LA ENTREVISTA

El portero de Unionistas CF asegura que firmaría quedarse mucho tiempo en Salamanca y afirma, sin dudar, que su deseo sería jugar en la máxima categoría del fútbol… ¿con qué equipo?

Publicado el 29.08.2018

Sus casi 190 centímetros acogen tanta envergadura como bondad y amor por lo que más le gusta hacer, que no es otra cosas que ponerse los guantes de fútbol para defender la portería, ahora de Unionistas CF. Porque esto del fútbol da vueltas, muchas, hasta el punto de llevar a Carlos Molina a las puertas de la retirada hace unos años.

 

Pero, sus apoyos y su esfuerzo le hicieron seguir luchando por recuperar su vida, el fútbol, ese que ahora disfruta Unionistas de Salamanca en Segunda B y que comparte en la ciudad con el Salmantino, en mitad de una rivalidad que no es sana. “Cuando entra la palabra violencia, dejo de hablar de fútbol o de deporte, no tiene cabida aquí”, asegura indignado.

 

Y es que, le pese a quien le pese, en Salamanca sí hay sitio para todos y que gane el mejor. Porque, avisa. “Vamos a luchar por cerrar el puño y dar un golpe en la mesa esta temporada”.

 

VUELTA A SEGUNDA B: “Hay que se ambiciosos y siempre querer mejorar. Cuando uno lo hace en el plano individual, también lo hace en el colectivo. Mi objetivo es seguir creciendo como persona y jugador… nunca hay que tener sueños pequeños y el mío es jugar en la máxima categoría. Sé que son palabras mayores, pero si fuera con Unionistas CF sería perfecto”.

 

EL OBJETIVO: “Siempre hay un equipo revelación en la categoría, y a mí me gustaría que este año fuese Unionistas CF. El año pasado teníamos una plantilla de Segunda B, pero jugábamos en Tercera, siempre decíamos: Vamos primero paso a paso y tener los pies en el suelo. Pues, este año mucho más… es una categoría muy complicada y primero tenemos que cerrar la permanencia, pero no cerrarnos a nada. Podemos soñar con un puesto en la Copa del Rey, en play off. El año pasado el Rápido de Bouzas estuvo todo el año arriba y se metió en Copa. ¿Por qué no podemos hacerlo nosotros este año?".

 

"Cuando saltemos al campo vamos a ser unos perros de presa y vamos a morder”

 

LA ILUSIÓN DE LA COPA: “El premio de la Copa del Rey es muy grande porque se trata de enfrentarte a un equipo de los grandes de Primera División. He preguntado mucho a Piojo la vivencia que tuvo en el partido contra el Atlético de Madrid, y me gustaría vivir algo así. Además, le viene muy bien al club en todos los apartados”.

 

(Reportaje Gráfico: Chema Díez)

 

RIVALIDAD… PELIGROSA: “Cuando en el fútbol o cualquier deporte entra la palabra violencia, yo a dejo de pensar en deporte. Una rivalidad tiene que ser sana; es muy complicado que en una misma ciudad haya familias divididas en este pensamiento, pero todo debe quedar en el hecho de que te guste uno u otro equipo, no es nada más. He visto enfrentarse amigos, compañeros… una cosa es ser forofo y otra cosa un ultra. Es una pena porque Salamanca puede tener dos equipos y dos aficiones”.

 

LOS VIOLENTOS: “La gente que piensa así se equivoca; quien quiera usar el fútbol o cualquier otro deporte para algo violento, no tiene razón de ser. El deporte tiene una disciplina y el que usa la violencia para otra cosa, no tiene sentido, igual que el que usa la política… la violencia debe estar fuera de todo esto”.

 

¿QUIÉN QUEDARÁ POR ENCIMA?: “Por mi parte, empatizo con la gente de Unionistas y el sentimiento que tienen con la UD Salamanca… yo lo veo desde fuera y si al Salmantino le va bien así se aleja de nosotros y así podemos centrarnos en lo que hacemos. Y si le va mal, igual… lo importante es mi club y llevarlo lo más alto posible”.

 

¿DESVENTAJA CON GUIJUELO Y SALMANTINO?: “Dentro de los tres somos como el hermano pequeño porque es nuestro primer año en la categoría y, además, no somos un club con una economía muy grande. El Guijuelo lleva 14 años en Segunda B, 13 de ellos seguidos, y eso te da una experiencia. El Salmantino tiene una gran inversión en su plantilla y creo que podemos ser el hermano pequeño, pero que puede ser el equipo revelación”.

 

 

RECUERDO DEL ASCENSO: “Todos los años entablas amistades  es verdad que echo de menos a ciertos compañeros. Mi relación con Kevin era como hermanos y ahora seguro que Lluis va a ser también un gran compañero y al final esto es fútbol. Estamos acostumbrado a ello”.

 

TITULAR: “Esto es el día a día. Yo entreno cada día para tener la confianza del míster. Primero por mí, porque no relajarme va a hacer que siempre mejora y segundo por el equipo, porque si yo mejoro el equipo también lo hará”.

 

“Cuando en el fútbol o cualquier deporte entra la palabra violencia, yo a dejo de pensar en deporte"

 

NUEVA PLANTILLA: “Es un gran grupo humano, con gente que siempre ayuda. El míster es una persona muy inteligente y ha logrado que todos, que hemos llegado poco a poco, nos hayamos unido poco a poco en torno a una misma idea. Vamos a remar en la misma dirección”.

 

HUMILDAD: “Está claro que debemos ser humildes. Si vamos de sobrados, nos vamos a relajar y eso no es bueno. Unionistas CF no demuestra nunca esa prepotencia, es un club humilde, pero cuando saltemos al campo vamos a ser unos perros de presa y vamos a morder”.

 

  

 

LA CLAVE: “La diferencia puede estar en que tenemos un equipo que va muy bien a balón parados en ambas porterías y ofensivamente somos muy fuertes. En ataque, hemos estado bien y creo que podemos hacer mucho daño”.

 

UN SUEÑO: “Llegar a la máxima categoría del fútbol, y si es con el equipo de Unionistas CF en el pecho, sería perfecto”.

 

¿MOLINA PARA RATO?: “Ojalá. No voy a engañar a nadie. Desde el primer día, me enamoré del club, de su afición y del trato que nos han  dado. Nuria (su novia) y yo estamos encantados en Salamanca y la verdad es que no dudaría en quedarme aquí muchos años”.

 

ALEGRÍAS EN EL FÚTBOL: “He estado en el Real Madrid, en el Cartagena, en clubes de buen nombre, pero el año deportivo perfecto fue el del año pasado. Tanto deportiva como personalmente, con el ascenso que logré en Unionistas CF”.

 

"Para ser portero hay que tener mucha fortaleza psicológica"

 

MOMENTO MÁS DURO: “Sin duda, cuando estuve a punto de dejarlo porque estaba estudiando mi oposición de bombero y trabajando en una empresa, al tiempo entrenaba y pese a los méritos que hacía, no confiaban en mí. Ahí lo pasé muy mal y vi que todo el esfuerzo que estaba haciendo no servía para nada. Pero gracias a la familia, pareja y amigos se consiguió todo”.

 

EL FÚTBOL: “Creo que el fútbol te enseña desde chiquitito una disciplina que hay que llevar a cabo  eso me gusta mucho. Cada día te muestra algo nuevo, experiencias positivas y cuanto más subes de categoría, más vivencias te llevas”.

 

LA VIDA DEL FUTBOLISTA: “Es complicada… la gente siempre dice lo bien que vivimos porque somos futbolistas. Pero es así cuando eres de Primera o Segunda, cuando estás en una categoría más baja es más complicado. No en vano, te pierdes celebraciones familiares, nacimientos, momentos con los amigos, fiestas… no puedes disfrutar de ello porque tienes la obligación de cuidarte y descansar. Al final estás centrado en tu trabajo y tenemos que cuidarnos porque nuestra herramienta de trabajo es nuestro cuerpo. No podemos ir a dos barbacoas a la semana, por ejemplo. La gente que no vive el fútbol, ni lo ve ni lo valora. Tiene cosas buenas también… entrenamos dos horas por la mañana, por la tarde vas al gimnasio… tenemos que cuidarnos y el fin de semana nosotros competimos o hay partido entre semana”.

 

  

 

PORTERO: “Porque rompía muchos pantalones de pequeño. Era mediocentro y mi padre me obligaba a jugar con las dos piernas. Siempre llegaba a casa con los pantalones rotos a casa… fue por problemas de crecimiento. No podía correr y me pusieron atrás y no se me ha dado mal. He podido engañar todos estos años (bromea)”.

 

ASPECTO MENTAL: “Para ser portero hay que tener mucha fortaleza psicológica. Los mejores ejemplos en este apartado son Casillas y Valdés, que se han pasado partidos cas sin intervenir y cuando lo han hecho, han hecho lo que todos sabemos. Hay que ser fuerte de cabeza porque cualquier error le puede costar la derrota al equipo y hay que sobreponerse a eso. A mí me lo enseñó un coach, que me vino muy bien y me ayudó a ser fuerte”.

 

COMENTARComentarios

  • #2 ksl

    29/08/2018 22:51

    Y sin mercenarios cobardes también... ni olvido, ni perdón...
  • #1 Javier

    29/08/2018 11:39

    Qué buen portero y por sus comentarios, buen tipo. ¡Ánimo Molina! Tienes el respeto y el aprecio, seguro, de tu afición.