Carlos Méndez, el señor de las Copas: "Salamanca debe estar a la altura"

Durante la Copa de la Reina 2020 no habrá ni una persona en el pabellón Multiusos de Salamanca que haya estado en tantos torneos de forma consecutiva como Carlos Méndez. 

Carlos Méndez

Cuando allá por la temporada 1994-1995 Salamanca tuvo su primer representante en la Copa de la Reina de baloncesto, Carlos Méndez estaba allí. Cuando Perfumerías Avenida ganó su primer título de Copa en 2005, Carlos Méndez estaba allí. Cuando Salamanca aguarda para acoger por cuarta vez en su historia el torneo copero, Carlos Méndez está ahí, al teléfono desde antes incluso de ser sede y seguro que entre la afición sentado una vez que comiencen los partidos.

 

El gerente de Perfumerías Avenida es probablemente la persona que pasee estos días por el Multiusos Sánchez Paraíso que ha estado en más citas coperas y seguro que es el que ha estado en más de forma consecutiva. Es el señor de las Copas  que acumula vivencias de todo tipo, desde momentos tremendamente felices a otros realmente amargos pero siempre bajo un denominador común: el puro nervio propio de quien adora esta competición. 

 

- Muchos años en esta cita y en este 2020 por fin la Copa de vuelta en Salamanca con lo que la habéis perseguido. 

Sí, aquí está. A ver ahora si somos capaces de disfrutarla. Sabemos que es muy importante el apoyo de nuestra afición, que convierta la cita en una fiesta, que apoye al equipo y esté en los partidos porque además creo que puede llegar a ser una de las Copas más discutidas y disputadas de toda la historia. 

 

Desde lo que he visto y vivido, la Copa es un torneo totalmente diferente al resto

 

- Como anfitrión su club ya tiene experiencia y no fue especialmente feliz porque se cayó muy pronto en el primer partido, ¿cuáles son los errores que no hay que repetir?

Evidentemente en la primera que jugamos éramos muy inferiores al rival (Banco Simeón en 2002) y hubiera sido un milagro pasar y en la segunda (Ibiza en 2009 creo que el error fue pensar que era un partido sencillo, que era un rival asequible. Desde lo que he visto y vivido, siempre lo que les transmito a los jugadores y a los técnicos es que la Copa es una competición totalmente distinta en la que cada participante tiene opciones. Es estar siempre muy concentrado, ir a por todos los balones, ir a disputar desde el minuto cero y cada partido es la final, nunca el siguiente. 

 

- De la primera Copa a la de hoy, ¿esto ha cambiado mucho?

Muchísimo. Gracias a Dios el baloncesto femenino ha crecido una barbaridad. Sólo en tema de requisitos para organizar un torneo así son totalmente distintos. Creo que siempre hemos tenido una aceptación de medios muy grande, recuerdo la última que hicimos en el Multiusos que fue un éxito de público y repercusión, ahora es incluso mayor. Pero sobre todo a nivel deportivo es donde más ha crecido esta competición y más con un formato a ocho que abre más las opciones y llega a más aficionados, a más ciudades... 

 

Lo de estar en tantas Copas seguidas es casi un milagro y la gente no se da cuenta

 

- Y Perfumerías Avenida, ¿se puede vincular su crecimiento a la propia Copa, tantos años seguidos en esta cita?

Ese dato es casi un milagro y la gente no se da cuenta. No sé lo que pasará en la competición pero estar año tras año, ser un fijo, ser incluso capaces de llegar a finales de forma consecutiva es un mérito terrible. A partir de ahí ya estoy nervioso pensando en el partido del jueves y como quedan abonos que han liberado ya otros clubes lo que hago es animar a la gente a que adquiera estos abonos, que apoye. Por primera vez va a venir la Reina a la final y por todo eso Salamanca debe estar a la altura y no debe haber ni un asiento vacío. 

 

- ¿En qué ha cambiado Carlos Méndez en más de dos décadas de Copa, en nervios no lo parece?

No, en eso sigo igual. La experiencia y el bagaje está ahí pero la misma ilusión, los mismos nervios, las mismas sensaciones y eso no cambia. 

 

Canarias y el tiro que no entró, Valencia y las expulsiones, el 'argandazo'... hay muchos momentos especiales y también alguno amargo que enseña

 

- ¿El momento más especial de más de dos décadas seguidas en este torneo?

De verdad que vivo todas con emoción. Recuerdo la que perdimos en Canarias con aquel último lanzamiento que te daba la opción de ganar, no entró y se te queda cara de tonto. Recuerdo la que primera que ganamos en Valencia, con la expulsión de Tamika, la expulsión de José Ignacio de forma injusta y la sacamos. Esa fue muy especial, también el 'argandazo' contra un equipo que era el mejor del mundo. Hay recuerdos muy bonitos, también la que ganamos en Girona porque estaba un poco fuera de pronóstico con un ambiente especial a favor de las suyas y en contra nuestra... Hay muchos como también hay algunos amargos por supuesto pero de esas experiencias también me acuerdo por el aprendizaje. 

 

- ¿La 'marea azul' es más 'marea' en la Copa, o al menos da esa sensación?

Es fundamental su presencia aquí. Fue fundamental en Valencia, fue fundamental en León cuando viajaron más de 2.000 personas. A partir de ahí viajó muchísimo, en todas las ediciones de Madrid y después. Así que aquí hay que dar el 'do de pecho' y recordar que no hay partido sencillo. 

 

- ¿Por quién sería especial ganar esta Copa?

Creo que por ellos, por la afición y por todos esos viajes con nosotros. La hemos pedido durante años y creo que se merecen más que nadie que seamos capaces de ir ganando partido a partido y estar en la final. 

 

- Y tirar de un equipo que también es especial o diferente a los últimos porque hay muchas jugadoras para las que esta Copa es la primera.

Cuando haces un cambio generacional como hemos hecho hay altibajos y los partidos importantes pueden costar más. Calidad hay de sobra, también hay un sector que tiene experiencia y será el que tenga que tirar del resto junto con la grada y todos. 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: