Carlos López se despide este domingo tras 18 años como obispo de la Diócesis de Salamanca
Cyl dots mini

Carlos López se despide este domingo tras 18 años como obispo de la Diócesis de Salamanca

Carlos López deja el obispado de Salamanca tras casi dos décadas al frente de la institución. Su sucesor, José Luis Retana, tomará posesión del cargo el 9 de enero.

Un 9 de enero de 2003 la Santa Sede nombraba a Carlos López obispo de la Diócesis de Salamanca. Esa misma fecha, pero de 2022, dejará de ser el obispo de esta comunidad. Ese día tomará posesión el nuevo prelado, José Luis Retana, hasta ahora obispo de Plasencia, explican desde el Servicio Diocesano de Comunicación Social. El actual administrador apostólico de la Diócesis de Salamanca tomó posesión el 2 de marzo de 2003, con la presencia de 30 arzobispos y obispos de toda España, así como el Nuncio del papa por aquel entonces, Manuel Monteiro. La eucaristía fue concelebrada también por 325 sacerdotes y religiosos, tanto de las diócesis de Salamanca y Plasencia, entre otras.

 

En su primera homilía, el día de su toma de posesión, Carlos López recordó que su misión episcopal, “no consistirá en seguir escribiendo con vosotros una página más de la gloriosa historia universitaria, científica y cultural de la ciudad de Salamanca, sino en seguir acompañando como ministro del evangelio de Jesucristo el caminar conjunto de toda la Iglesia diocesana”.

 

En ese momento, el prelado también admitió que ese acompañamiento evangelizador, “gozarán de mi predilección quiénes más lo necesiten: los más pobres en cualificación profesional y en ingresos por su igualmente digno trabajo; quienes ni siquiera puedan trabajar o por diversos motivos no se hallan integrados adecuadamente en la vida social, incluidos los reclusos de Topas; las familias con dificultades, los ancianos y los enfermos”.

 

Y añadió que con la colaboración de presbíteros, religiosos, y de todos los fieles “será mi tarea continuar la fructífera misión llevada a cabo por mis más inmediatos predecesores, y seguir prestando a todos el rostro de Cristo para que en él reconozcan los rasgos fundamentales del suyo propio”.

 

López Hernández ha sido el obispo número 95 en ocupar la sede salmantina, tras la repoblación de la ciudad, y este domingo, 2 de enero, a partir de las 17:00 horas, se despedirá de su comunidad diocesana en una eucaristía de acción de gracias que tendrá lugar en la Catedral nueva. A esta eucaristía está llamada a participar toda la comunidad diocesana, con entrada libre hasta completar el aforo.

 

Biografía

 

Carlos López nació en la localidad abulense de Papatrigo el 4 de noviembre de 1945. Fue ordenado sacerdote el 5 de septiembre de 1970. Ese mismo año, se diplomó en Liturgia por el Instituto Superior Pastoral. Entre 1974 y 1982, se Licenció en Teología y se Doctoró en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca. Realizó estudios en Roma y Munich.

 

Durante 4 años, fue formador del Teologado de Ávila y párroco rural en distintas etapas. Entre 1984 y 1994 fue vicario judicial de la Diócesis de Ávila, y entre 1993 y 1994, vicario episcopal para el Sínodo diocesano.

 

El  15 de marzo del año 1994, el Papa Juan Pablo II le nombró obispo de la Diócesis de Plasencia, recibiendo su consagración en la catedral de Plasencia el 15 de mayo de 1994. Eligió como lema episcopal: “Gloria Dei Homo Vivens” (La Gloria de Dios es el hombre vivo).

 

Diez años después, el 9 de enero de 2003, Juan Pablo II le nombra obispo de la Diócesis de Salamanca, sucediendo en el cargo a Braulio Rodríguez Plaza. El 2 de marzo de ese mismo año se celebró su toma de posesión en la S.I.B. Catedral de Salamanca.

 

En 2005 fue nombrado Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca, cargo que ostentaría hasta el 18 de noviembre de 2015, y desde entonces es el viceGran Canciller de dicha institución.

 

Desde el año 2006 hasta 2013 fue presidente de la Fundación “Las Edades del Hombre”. En la Conferencia Episcopal Española es  miembro de la Comisión Episcopal para la Educación y la Cultura desde marzo de 2020. Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Enseñanza y Catequesis (2017- 2020), Apostolado Seglar (1993-1999) y Liturgia (2002-2005); y, durante quince años fue presidente de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos (2002-2017).

 


En 2014, recogiendo la llamada del Papa Francisco, en la exhortación Evangelii Gaudium, a iniciar una nueva etapa de evangelización, convocó a toda la comunidad para participar en la Asamblea Diocesana. En el campo pastoral ha ordenado a 18 sacerdotes, 10 de ellos diocesanos; 27 diáconos, nueve diocesanos, y tres diáconos permanentes.

Comentarios

Elena V. 30/12/2021 20:10 #1
Un señor con nula empatia y también tiene en su record que han desaparecido varios monasterios de clausura, seminario casi desierto, iglesias casi vacias, escándalos de curas abusadores. Pero aplicará el mal de muchos... Que descanse.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: