Carles Marc: un 'espartano' en el CD Guijuelo

(Foto: Chema Díez)

El 'stopper' del CD Guijuelo se ha convertido en un jugador fundamental para el equipo y en la prolongación de Jordi Fabregat en el terreno de juego. Es el equilibrio y, además, levanta el ánimo de su equipo y hunde el del rival. Todo por el mismo precio...

Cuenta la Historia que, durante algún tiempo, los espartanos fueron los más poderosos de la Antigua Grecia. Temibles, dominaban el territorio y lo hacían siendo una gran potencia militar hacia el año 650 a.c. Casi no ha llovido...

 

 

Su figura será recordada por tiempo infinito por ser sinónimo de imbatibilidad, resistencia y mucha fuerza pese a la adversidad. Y ésa es, precisamente, una de las señas de identidad de un jugador del CD Guijuelo, que bien podría haber sido un espartano más. Se trata de Carles Marc.

 

Este valenciano de 29 años (03-01-1988) cuenta con 180 centímetros de bondad y energía sobre el terreno de juego, realizando una labor que apenas se ve, pero que es más que efectiva. 'Rebaña' todo lo que cae a su paso y es el equilibrio de un equipo hecho para tener el balón; además, arenga a los suyos desde el minuto uno hasta el pitido final con su imponente voz, nunca para rendir culpas, siempre para animar, hundiendo, a la vez, la moral de su adversario. Y en los entrenamientos, ídem... Su tranquilidad en el 'mano a mano', contrasta con su ímpetu en el terreno de juego.

 

 

"Me gusta animar a mis compañeros y ser un apoyo para ellos; creo que es una labor que apenas se ve, pero que les puede ayudar y espero que también sirva para mermar la moral del rival, especialmente cuando las cosas van mal. También puede intimidarles". Así lo indica el propio protagonista, el 'espartano' de un Guijuelo que le va a necesitar ahora más que nunca, y mucho más tras la importancia que le ha dado Jordi Fabregat, quien casi le considera su proyección en el terreno de juego.

 

"El míster me ha dado mucha confianza y se lo agradezco; me siento muy bien e intentaré responder en el campo y darlo todo en cada partido y entrenamiento. Y más ahora que las cosas viene mal dadas", reconoce.

 

 

Precisamente ahora, con el equipo en puestos de descenso, es cuando toca remar en la misma dirección, más aún cuando éste no era el escenario que se vislumbraba a principios de temporada. "Sí, es cierto que cuando comenzamos la temporada todos esperábamos pelear por otras cosas y no estar en esta situación, porque creo que hay plantilla para más, pero es lo que nos ha tocado vivir y lo vamos a sacar".

 

Pero, ¿por qué ha llegado el Guijuelo a esta situación? "Influyen muchos factores; quizá no comenzamos bien y el hecho de compaginar Copa y Liga, a lo mejor nos hizo priorizar una sobre otra, porque la Copa era una ilusión muy grande y suponía mucho para el club lograr lo que se ha logrado. Pero, nunca se sabe, quizá si no hubiésemos jugado la Copa, a lo mejor estábamos igual. Ahora eso ya ha pasado y tenemos que mirar hacia adelante y salir de abajo cuando antes", reconoce Carles Marc.

 

 

Además, explica que no considera que la plantilla sea corta para ser un equipo de Segunda B. "Considero que hemos tenido muchos problemas con las lesiones y eso nos ha lastrado bastante, igual que el mal inicio que tuvimos, pero no creo que sea una plantilla corta. Cuando recuperemos a todos los jugadores se verá nuestro potencial".

 

Por último, analiza la llegada de Jordi Fabregat al Guijuelo. "Cuando llega un entrenador nuevo, necesita tiempo para implantar su estilo y sus conceptos y creo que ahora el equipo está jugando mejor y en los últimos partidos hemos merecido más puntos de los que hemos logrado, pero todo llegará. Estoy convencido de que el 15 de mayo, el Guijuelo habrá conseguido nuestro objetivo en este momento: la salvación".

 

Palabra de 'espartano'...